Una de las casas de comidas más famosas de Barcelona relanza su propuesta de la mano de Toni Romero. El chef castellonense cogió el liderazgo único de Suculent en abril, reabriendo con criterio ese templo del buen comer ahora con carta y tres menús degustación. La Taverna del Suculent y 4 amb 5 Mujades, los locales que acompañaban a Suculent, viven ya solo dentro de su carta en formato plato y espíritu.

El concepto Suculent abrió sus puertas en la Rambla del Raval en 2012 ya con Toni Romero como chef, aunque bajo el auspicio y consejo del carismático Carles Abellán. Con una cocina basada en sabores definidos y potentes con protagonismo de fondos de sabor puro y específicos de cada producto, Suculent se afianzó rápido en la ciudad como casa de comidas. Tras el éxito, o por él, Suculent tuvo descendencia. En 2013 nació La Taverna del Suculent, más gamberra, y en 2015, 4 amb 5 Mujades, la apuesta de Romero junto a Quim Coll  por las verduras, con la proteína animal solo en salsas y jugos. Ambos restaurantes -cosas de negocios y empresarialidades- cerraron sus puertas para evolucionar en el caso de La Taverna a la coctelería Sol y Sombra. Ahora, ambos conceptos solo viven en la carta de Suculent, que se ha establecido en el local que ocupara 4 amb 5 Mujades remodelado con el verde clásico de la casa matriz.

Romero sonríe ahora con una propuesta combinada que vuelve a los orígenes sin olvidar el camino recorrido. En la sala de dentro ofrece tres medidos menús degustación, a 48, 68 y 80€, pudiendo pedir a carta en la barra de la entrada. En ambos espacios aparecen platos imprescindibles del 4 amb 5 como el tomate feo con gelée de agua de tomate, encurtidos y flor de ajo; los boletus a la brasa con crema de piñones, o los ampliamente demandados puerros a la brasa con meunière de avellanas y stracciatella.

También históricos de Suculent como el steak tartar tibio sobre tuétano a la brasa y patatas suflés, el all i pebre de anguila, el ceviche de gambeta roja o la raya a la mantequilla negra, u otros incunables que Romero potencia: cigala a la brasa con sesos de conejo, cuello de cordero con yogurt y especies marroquís o albóndigas de pato con su jugo a la catalana y semillas de mostaza. Cocina de casa de comidas, evolucionada, simple a la vista, elaborada en base con las técnicas más actuales. Cocina de Barcelona.

TONI ROMERO

Antonio Romero, chef de Suculent
Antonio Romero, chef de Suculent

Nacido en Nules (Castellón), Antonio (Toni) Romero empezó a estudiar cocina en 2005 en la escuela de Hostelería Costa Azahar de El Grao de Castellón. Tras graduarse en  Restauración en Lleida, fue a realizar prácticas al Bulli para incorporarse, posteriormente a la plantilla del restaurante de Ferran Adrià como jefe de partida de carnes. En el periodo de cierre de elBulli, trabajó en I+D en el restaurante Arzak, y realizó stage en Akelarre, ambos restaurantes gipuzkoanos.

Tras terminar la última temporada en el Bulli, conoció la cocina francesa de manos de Anna Sophie pic en Maison Pic*** (Valence, Francia) como jefe de partida. Posteriormente, realizó la apertura de Suculent.

Rambla del Raval, 45

Propuesta Suculent
1/3

Propuesta Suculent

La huerta sigue presente en Suculent
2/3

La huerta sigue presente en Suculent

El nuevo Suculent ocupa lo que fue 4 amb 5
3/3

El nuevo Suculent ocupa lo que fue 4 amb 5