“Hay algunos bares que los escritores de viajes se deberían reservar pero el Caribbean Club, un pequeño pub clandestino detrás de una puerta de madera que no tiene más que una placa de bronce, es demasiado bueno como para no compartirlo. Fundada por un ex alumno de la legendaria La Floridita de La Habana, combina la arrogancia cubana y los adornos náuticos con la elegancia de la vieja escuela barcelonesa, con una colección de ron que hundiría a Jack Sparrow. No encontrarás un daiquiri mejor preparado en la ciudad”.

Son palabras textuales del post “The world's 27 greatest bars that capture the spirit of their city” que Marcel Theroux, de The Daily Telegraph, publicó el pasado 4 de octubre. Un post que habla de las bondades de los bares y pubs que retratan las ciudades donde están asentados; un post que ha escogido uno por país y que, en el caso de España, ha optado por el Bar Cock de Madrid y el Caribbean Club de Barcelona. “Una sorpresa muy bonita”, comenta Juan José González, el propietario del club de la calle Sitges.

Caribbean Club es una ronería, un pub ambientado en Cuba y en el mar recreando una cabina de barco “como en una viaje eterno a La Habana de los años 50”, explica González. El local, la coctelería, perteneció al mítico Boadas y el actual propietario lo cogió “para no modificarlo demasiado y enfatizar en la propuesta de combinados con ron”. The Daily Telegraph sabe lo que hace. Acabo de escribir y me voy a por el daiquiri del Caribbean Club, a vivir la ciudad.

Sitges, 5

El post de The Daily Telegraph sobre Caribbean Club
1/1

El post de The Daily Telegraph sobre Caribbean Club