ARCHIVADO EN:

Cuando menos te lo esperabas, cuando te escondías casi con vergüenza para comer tus grasas patatas fritas, cuando pensabas que la fiebre ‘healthy’ estaba a punto de contagiarte, ¡Pam! Contrataca una nueva corriente. Una que reivindica justo lo contrario de las recetas ‘light’. Una que, sorprendentemente hace apología de la grasa, de la fritura, de las salsas y de todo tipo de recetas y preparaciones hipercalóricas. Y los protagonistas de este movimiento ‘foodie’ tienen por delante el gran reto de demostrar que ensuciarse los dedos comiendo algunas recetas (con moderación) no está reñido con calidad ni con salud. Nosotros nos hemos dejado llevar. Con mucho gusto.

DIRTY SOUTH

Chuparse los dedos grasientos es un ‘guilty pleasure’ en toda regla. Dirty South aterriza para dar fe de ello. Con una carta que rinde tributo a la cocina de la zona sureña de los Estados Unidos, mezclan especialidades calóricas y salseadas (como, por ejemplo, el inolvidable 'gumbo', el 'crab cake' sándwich, la ensalada César...) con la intensa gastronomía caribeña que encontramos en el estado de Florida, conocida como ‘Floribbean Cuisine’ (dan fe de ello la crema de calabaza y coco, los patacones de ceviche y aguacate, la yuca brava o el ceviche…). También hay coctelería, donde podremos encontrar los clásicos cócteles de bourbon y rones caribeños infusionados con frutas tropicales, especias y toques picantes.

dirty south
 Dirty South. Calle Bruc, 46 – 930 074 643

 

DOOBOP

¿Será la cocina cajún la gran revelación del año? El futuro nos lo dirá pero, mientras, observamos que en Barcelona hay movimiento en este ámbito: su recetario protagoniza cartas enteras o aparece de forma más contenida en algún que otro local modernito. DooBop, en el barrio del Poblenou, ha optado por dedicar toda la atención a la ‘creole kitchen’ empeñándose en demostrar, de paso, que lo frito, si es bueno, es realmente bueno. Eso sí, implica algún que otro conocimiento en la materia: qué aceite emplear y cómo usarlo, técnica de absorción, temperatura adecuada... ¿Cuáles son las estrellas de la casa? El 'po boy' sándwich; el pollo frito; los (tremendos) 'waffles' con pollo frito, sirope de arce y jalapeños; el tomate verde frito; los patacones; el 'coleslaw'; la mazorca de maíz... son solo algunas especialidades del chef Nicolás Circo con las que pretende rendir homenaje a la cultura negra de Nueva Orleans y Luisiana. Lo mejorcito, sin embargo, lo atribuimos al apartado de postres: con una brutal y adictiva 'pecan pie' o el 'brownie' con helado de vainilla y 'topping' de 'toffee' y cacahuetes tostados. Todo con fondo de blues y jazz. Ouuu yeah!

DooBop
DooBop. C/ Sardenya, 48 – 936 255 035.

 

LAS FRITAS

Os reto a citarme a una sola persona a quien no le molen los cucuruchos de patatas fritas. En serio, ¿quién puede negarse ante este rey del 'street food' de toda la vida que poco protagonismo tenía más allá de aparecer en los puestos de las ferias o en las churrerías? Pues bien, a alguien se le ocurrió la brillante idea de abrir un local enteramente dedicado a esta especialidad, que se presenta en diferentes formatos: a comer in situ o caminando, acompañadas con todo tipo de salsa o 'toppings' (queso, butifarra, huevo…). Ojo, las patatas son requetebuenas (nada que ver con las congeladas chunguitas ni las refritas). Aquí están cortadas a mano, preparadas al momento y al punto, salpimentadas como se debe y cocinadas con una fritura ligera. Sí, todo eso es posible. Y te irás de ahí sin oler a fritanga y, casi, casi, sin haberte ensuciado las manos.

Las fritas
Las fritas. Argenteria, 70 – 933 171 970.

 

THE FISH AND CHIPS SHOP

Que el 'fish and chips' está de moda ya nadie lo cuestiona. Pero, si queremos probar el mejorcito de la ciudad, hay que poner rumbo a su enseña especializada, que cuenta con nada más y nada menos que cinco locales en la ciudad (a los que hay que sumar un 'food truck' que se pasea por las citas más ‘cool’). Lo ofrece desde una vertiente gourmet pero conservando su premisa popular. Aquí lo preparan con merluza del Cantábrico rebozada en una tempura ahumada y crujiente, y se sirve con lo mejorcito en patatas (agrias) fritas de Barcelona sazonadas con especias de origen hindú/paquistaní. La salsa que acompaña el plato, de tipo tartar, también lo peta. El resto de la carta también es de vicio, con calamares o boquerones fritos o el más original aguacate rebozado y frito. El rey de la cocina ‘healthy’ se pasa aquí al otro lado. Y bienvenido sea.

fish and chips
The Fish and Chips Shop. C/ Balmes, 240 – 930 238 602