Nueva York sigue siendo un espejo en el que mirarse, también a nivel gastronómico. Dos argentinos divertidos y con bagaje profesional en la capital del mundo han llegado a Barcelona encontrando en Poblenou su Manhattan particular. Nolita es el resultado, un local de nombre sugerente que sólo los que han visitado la gran manzana conocerán. No tiene nada que ver con el protagonista de Doraemon -perdón, la mente es curiosa- si no que evoca la zona norte del barrio neoyorkino de Little Italy (Nolita, North of Little Italy), una zona trendy –si hablamos de Nueva York lo hacemos bien- y en boga últimamente, con locales de zumos naturales, arte y gastronomía selecta y no sólo italiana.

Ramiro y Rodrigo Ruiz Gauto son los artífices de un local que abrió sus puertas este pasado mes de abril, recreando en Poblenou una estética de ultramar, industrial y artística en el que la música juega un papel fundamental. Abren de 9 a 17h para surtir delicatesen en formato brunch. Para los más clásicos, a mediodía ofrecen la posibilidad de construir tu menú, sumando tres euros a un plato y completándolo con bebida, postre y café.

Aunque su rush hour -seguimos con el argot apropiado- es de 9 a 12h. Brunch en estado puro con una oferta sólida (huevos Benedict, french toasts, pulled pork, pancakes dulces y salados o hamburguesas también veganas) y otra líquida apropiada a base de, por ejemplo, limonadas caseras o zumos naturales. Are you in?

Llull, 230

ravioles de calabaza de Nolita
1/2

ravioles de calabaza de Nolita

Nolita, en Poblenou
2/2

Nolita, en Poblenou