ARCHIVADO EN:

En cuestión de bocadillos, todo es posible y más. Desde los ejemplares con pan medio rancio que se encuentran en cualquier garito y que todos comemos alguna que otra vez a auténticas recetas creativas y deliciosas, sean de raíz popular o de alta cuna gastronómica. Porque, en los últimos años, si hay un ‘boom’ que celebrar, ése es el de los bocadillos gourmet. Elaborados con panes artesanos, salsas caseras y rompedoras, ingredientes de primera calidad y fusiones de todo tipo, los bocatas están en boca de todos. Y nos parece estupendo. Por eso mismo nos atrevemos a preguntarnos, ¿cuáles son los mejores bocadillos de Barcelona? A cada uno su ranking, y puestos a sintetizar, nosotros hemos recorrido la ciudad y seleccionado estos ejemplares.  

El mini bocata de calamar de Bodega 1900
Un consejo: una vez os pongan esta creación en la mesa, tomároslo con calma y disfrutadlo con mucha, mucha, tranquilidad. Porque se acaba rápido. Demasiado rápido. Tanto es así que numerosos son los comensales que repiten para saciar sus ganas de más. De lo que estamos hablando es de una auténtica (pequeña) joya en el panorama bocadillero barcelonés y, de hecho, resulta curioso que se trate de una especialidad madrileña. Una joya que se degusta, más bien, ya que consiste en no más de 10 centímetros de placer. Estamos hablando del mini bocadillo de calamares de Bodega 1900, el local más canalla del reconocido Albert Adrià, y que bien habría podido ser el origen del popular refrán “lo bueno se acaba rápido”. Un pequeño clásico que se presenta como un mollete elaborado con calamar pequeño rebozado y salsa con un toque picante.

mini bocata de calamar de Bodega 1900
Bodega 1900, Carrer de Tamarit, 91.

 

El Bao de Buey de mar de Bar Bao
Bueno, bueno, aquí hay motivo para la controversia gastronómica. ¿Se trata realmente de lo que podríamos considerar como bocadillo? Es discutible, pero dada la tendencia general a la fusión, aceptamos a los baos (un pan-bollo cocinado al vapor que, normalmente, se rellena de carne o verduras) como los nuevos bocadillos. Hay que tener la mente abierta, ¡oigan! Pues si lo que queremos es iniciar el paladar a esta divina receta del ‘streefood’ asiático, qué menos que hacerlo por la puerta grande. Ponemos rumbo al Bar Bao, especialista en la materia y avalado por el chef detrás de este establecimiento de la Bonanova, Paco Pérez (también en los fogones del restaurante Miramar, en Llançà). Buey de mar con corales y mayonesa de rábanos (nuestro favorito); frincadó de wagyu; salmón; cerdo Ibérico, torta del Casar, panceta y fries; chipirones con huevo, beicon y salsa tártara. Si eso son los nuevos bocadillos, firmamos enseguida.

Bao de Buey de mar de Bar Bao
Bar Bao, C/ Arimón, 48.

 

La hamburguesa vegana de Woki Playa
Hoy en día todos tenemos un amigo vegano. Y por eso no nos podemos olvidar del bocadillo que cumple con sus requisitos alimenticios. ¿Dónde encontrar el mejor bocata vegano de Barcelona? Una excelente opción es poner rumbo a Woki Playa. Además de un ambiente acogedor y desenfadado, y estupendas vistas a la playa de la Barceloneta, el local ofrece una contundente hamburguesa vegana. Está hecha de legumbres y la acompañan hojas verdes, cebolla confitada, patatas, calabacín y berenjena a la brasa. Condimentada al punto, resulta una auténtica delicia que nada tiene que envidiar a sus homólogos cárnicos. Todo para salir saciado y un poco más feliz. 

Hamburguesa vegana de Woki Playa
Woki playa, Passeig Maritim de la Barceloneta, 1.

 

El Gran Pastrami de Carrot Café
Señores y señoras, con todos vosotros: el Gran Pastrami. Está podría ser la carta de presentación de este señor bocadillo, un clásico del Carrot Café que amamos a rabiar. No solo porque fue uno de los primeros a base de esta especialidad muy popular en Nueva York (aunque de origen rumano, a priori) que pudimos degustar en Barcelona, sino también porque, en este caso, no escatiman en ‘chicha’. Hay más de 150 gramos de carne acompañada con pan de centeno, mozzarella ahumada, mostaza de miel y pepinillos gigantes. Y buena noticia, hay muchos más bocatas que merecen por sí solos una visita a este establecimiento de Poblenou especializado en sándwiches que definen como “mucho más que sándwiches”. Y no hace falta decir nada más. 

Gran Pastrami de Carrot Café
Carrot Café. Carrer de Tànger, 22.

 

El bocadillo tartar roll de buey de LomoBajo
Nos vuelve loquitos el bocadillo de tartar de LomoBajo. Una auténtica novedad que reinventa una receta tradicional y la coloca, en este caso, entre pan y pan. Y, ¡oh, sorpresa!, comprobamos que gana mucho entre rebanada y rebanada. Claro que aquí mucho tiene que ver la calidad de la materia prima que Carles Tejedor, el chef que oficia aquí y en el LomoAlto –especializado en carnes maduradas de nivel y situado en la planta de arriba. ¿En qué consiste? Un pequeño bocadillo de pan inglés, con tartar de buey excelente (cortado al cuchillo, evidentemente) con cebolla crujiente y cremoso de yema de huevo. Eso sí es ‘foodporn’ en estado puro. 

bocadillo tartar roll de buey de LomoBajo
LomoBajo, C/Aragó 283-285.

 

Bocata Antxón en Entrepanes Díaz
Kim Díaz y su equipo de camareros que parecen vivir en otro tiempo han traído al Eixample lo mejorcito en bocadillos. Difícil elegir cuál es nuestro favorito entre el de rabo de buey, tortilla sin cuajar, morcilla de Jaén, cochinita pibil, calamares en su tinta, kokotxas rebozadas,… aunque por originalidad nos decantaremos por el Antxón. Lleva un huevo poché que explota al apretar los panes, chistorra picantita y patatas paja. De es-cán-da-lo. 

Bocata Antxn en Entrepanes Daz
Entrepanes Díaz, C/Pau Clarís, 189.

 

La cheeseburger de La Real Hamburguesería
¿Cómo iba a faltar una hamburguesa en este ranking? Aquí tenéis nuestra elegida. Y sí, no es otra cosa que una simple cheesburger (entiéndase carne y queso). Porque, a veces, vale aquello de “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Ok, hemos reinterpretado un poco el refrán, pero creemos que cumple el objetivo que queremos transmitir. Que esta hamburguesa, del recién estrenado local La Real Hamburguesería, es lo que cualquier gran plato debería ser: producto bueno puesto en valor y sin necesidad de parafernalia. Qué ya es mucho. 

Cheeseburger de La Real Hamburguesería
La Real Hamburguesería, C/ de Valencia, 285.

 

El bocadillo de roast beef del Bar Centro
Hay muchos motivos por los que amar el Bar Centro, y muchos de ellos tienen que ver con sus fabulosos bocadillos como el de pulled pork (carne de cerdo desmigada y ultra melosa tras horas de cocción), muy de moda. Pero en esta ocasión nos decantaremos por la estrella de la casa, o por lo menos por el que más tirón tiene entre la clientela: el de roast beef. ¿Cómo es? Lleva lechugas mixtas, queso Emmental y mayonesa casera de Dijon, aunque el secreto está en la excelente carne de roast beef que los cocineros preparan ellos mismos lentamente y con mucho cariño. Quizá esta sea la razón de su éxito. 

Bocadillo de roast beef del Bar Centro
Bar Centro, C/ Casp, 55.

 

El de sobrasada con queso de Sagàs
Este establecimiento de Pla de Palau, con Oriol Rovira al mando, empezó a hablar de bocadillos gourmet cuando todo esto era campo. Cuando aún no había empezado el boom de los bocatas, y nuestro referente bocadillero era el clásico lomo con queso de cualquier bar esquinero de L’Eixample. Pero llegó Oriol Rovira con su estrella Michelin a contar al mundo que los bocatas molan, que los embutidos de Cal Rovira más y que hay sobrasada fuera de Mallorca. Concretamente en la explotación de la familia en el Berguedà, de donde sale esta materia prima que da vida a uno de nuestros bocadillos favoritos desde que abrió Sagàs: pan de molde de calidad, sobrasada y queso para un sándwich meloso y delicioso.

Sobrasada con queso de Sagàs
Sagàs. Pla de Palau, 13.