La Pirata, una cerveza artesanal barcelonesa, ha sido elegida como la mejor del mundo entre más de 200 cerveceras competidoras. La 4ª edición del Barcelona Beer Challenge se ha celebrado en el marco del reconocido festival de cerveza artesanal que este domingo cerrado su octava edición con la asistencia récord de 35.000 personas. En este certamen también se ha reconocido la calidad de la madrileña Península como Mejor Cervecera Novel. El concurso de cerveza artesanal de calidad más relevante del sur de Europa ha contado este año con la participación de 218 cerveceras y un total de 1.112 cervezas distintas de 22 países de todo el mundo.

El origen de La Pirata se remonta al 2004, cuando sus fundadores empezaron a hacer cerveza en la cocina de casa para amigos y familiares. No fue hasta 2012 que La Pirata produjo su primer lote de 500 litros de "Viakrucis", que tuvo una buena acogida en la I Feria del Poblenou. Tras tres años en otras fábricas, en 2015 inauguraron sus propias instalaciones en Súria.

INFLUENCIA INTERNACIONAL DE LA CERVEZA

A día de hoy, cuenta con un equipo técnico importado de Estados Unidos: Premier Stainless System de 2.000 litros por cocción, 6 fermentadores de 4.000 litros y 4 fermentadores de 6.000 litros que les dan una capacidad productiva de unos 40.000 litros al mes, es decir unas 120.000 botellas al mes y casi un millón y medio de botellas anuales.

Tal como ha informado el Barcelona Beer Festival a través de un comunicado, por categorías se han llevado las 3 medallas de oro Sansa (American Amber Ale), Hard Decision (Rusian Imperial Stout) y Nadala (Winter Seasonal Beer), mientras que Súria ha sido reconocida con una medalla de bronce (Blonde Ale).

El jurado lo han compuesto 52 miembros, todos ellos homologados con la titulación internacional BJCP, de los cuales la mitad procedían de fuera de España. Así el certamen también ha distinguido las mejores cervezas artesanas (Oro, Plata y Bronce) en 69 categorías diferentes.