Nuevo revés judicial al Ayuntamiento de Barcelona. La magistrada ha anulado la limitación de horarios en las terrazas de la plaza Osca en una hora, tras el recurso presentado por el Gremi de Restauració. Esta sentencia se produce en la previa de la comisión extraordinaria forzada por la oposición para tratar el tema de las terrazas de Ciutat Vella.

La magistrada se basa en un error de formas para invalidar la limitación del horario que "impuso" el Ayuntamiento al limitar una hora el horario de apertura de las terrazas. El consistorio lo hizo licencia por licencia, cuando debió realizarlo a través de una ordenación singular.

INDEMNIZACIONES

Los restauradores de la plaza Osca han anunciado que reclamarán al Ayuntamiento una indemnización por las pérdidas ocasionadas por la obligación de cerrar una hora antes de lo que lo hacían por la decisión municipal. La magistrada reprocha al Ayuntamiento no haber efectuado "una labor previa de identificación de los locales de negocio cuya actividad accesoria -terraza- incumple la normativa en materia de contaminación acústica" y reducir el horario de forma generalizada.

De hecho, el propio Ayuntamiento reconocía en el estudio de impacto acústico que realizó para defender la limitación horario que se superaban los límites acústicos debido a ladridos de perro. El Gremi de Restauració ha recomendado al Ayuntamiento acatar la sentencia y no interponer recurso de apelación para "no incrementar la cuantía que deberá asumir" con las indemnizaciones.

HORARIO ÚNICO

El fallo subraya la existencia de un horario de terrazas único para toda la ciudad: de domingo a jueves de 8 a 24 horas; viernes y vigilias de festivo de 8 a 1 horas del día siguiente, ampliable en cuatro solo supuestos (zonas turísticas, temporada de verano y fechas de interés de distrito y ciudad).