Una nueva generación de apasionados por la cocina, los locales innovadores y las recetas modernas protagonizan una nueva concepción de la restauración. Los foodies han venido para quedarse.

Contínuamente nos encontramos en las redes sociales con un video que en tan sólo 30 segundos nos explica cómo preparar una deliciosa tarta de chocolate o con una foto  que nos recomienda un nuevo restaurante de comida vegana al lado de nuestra casa. Estas son algunas de las huellas que están dejando los foodies en internet.

Los Foodies -término en inglés y con comidistas como alternativa en español según la Fundéu- son todas aquellas personas que tienen interés y curiosidad por la comida. En Estados Unidos y en Gran Bretaña se usa desde hace ya más de tres décadas, pero en nuestro país es un término muy reciente. Apareció por primera vez en 1984 en el libro The Official Foodie Handbook (El manual oficial para los Foodies) del periodista inglés Paul Levy. En España, en cambio, no fue hasta hace unos pocos años. Aunque su repercusión ha ido tan lejos que ya no solo se habla de una tendencia, sino de un auténtico “movimiento foodie”.

Infografía foodie
El fenómeno foodie (Elaboración propia con datos de Google Trends e Instagram)

¿Cuáles son sus aficiones? Conocer nuevos restaurantes en su ciudad, probar  platos extravagantes, hacer recetas diferentes, asistir a inauguraciones de locales alternativos…Pero es importante no confundir a estos apasionados de la cocina con los llamados gourmet, quienes tienen conocimientos en el ámbito gastronómico y son más refinados.

Asimismo, los foodies tienen una gran influencia en la red. Hacen eco de sus opiniones, los sitios que han visitado y sus recomendaciones. Incluso, algunos de ellos tienen un gran número de seguidores que les permite incentivar el interés por el mundo de la gastronomía a más personas.

La tendencia estrella de los foodies es la comida unicornio, que no solo domina la gastronomía, sino también la moda. A lo largo de 2016 las redes se invadieron de todo tipo de productos de colores del arcoiris, pero ¿de dónde salió esta tendencia? La moda nació el pasado año con el helado unicornio, aunque se cree que fue de manera espontánea, por casualidad. A un usuario de Instagram se le cayó un cono de helado rosa al suelo y compartió una foto en la red social, poco después algunos usuarios empezaron a tirar conos de helado al suelo alegando que parecía un unicornio y surgió la idea de crear todo tipo de recetas de postres con esta apariencia. La moda se volvió realmente viral cuando la famosa cadena de cafés Starbucks decidió crear el Unicorn Frapuccino, que con solo unas horas a la venta generó cientos de posts en Twitter y Facebook.

Pero la tendencia de la comida unicornio va mucho más allá de los típicos postres como pasteles o helados, y es que ha incorporado una nueva moda: las tostadas sirena. Este tipo de tostada está untada con queso fresco de colores vivos formando una especie de cuadro brillante que simula la cola de una sirena. Esta moda, pero, parece no tener un recorrido muy largo en el futuro, tal y como hcomenta Pau Gómez, Técnico en Cocina-Gastronomía y Servicios de Restauración por la Escuela Universitaria de Hotelería y Turismo CETT “Estos tipos de modas cuestan tanto de hacer que prácticamente solo se elaboran los platos para mostrarlos en las redes. Cuando las redes estén llenas de estas tostadas, acabarán por desaparecer”.

Una de las tendencias con más repercusión en las redes y en la comunidad foodie es la de los freakshakes, los clásicos milkshakes de leche y helado combinados con crema, brownies, toppings, y salsas. Este tipo de batidos pueden llegar hasta las dos mil calorías debido a la gran cantidad de productos dulces de los que se componen. Los elementos básicos que comparten todos los freakshakes son los bordes de la copa decorados con cremas, chocolates o nata, salsa, normalmente de chocolate, fresa o caramelo, y muchos toppings. La tendencia se hizo realmente viral cuando llegó a los Estados Unidos, donde restaurantes como Tommy Mel’s, inspirado en los restaurantes americanos de los 50, decidieron incorporarlos en su carta. Los freakshakes más populares son el Pink, de fresa y donut, el Caramel, de gofre y kinder, y el Oreo, de galletas Oreo y brownies.

Una tendencia de lo más siniestra, que se contrapone con la comida unicornio, es la de los helados negros, que se popularizaron cuando se empezó a mezclar el chocolate negro con tinta de calamar y semillas de sésamo. El pasado año Morgenstern’s Finest Ice Cream, una heladeria de Nueva York, decició reinventar la tendencia haciendo el helado con cenizas de cáscara de coco, para darle, de este modo, el sabor de coco al helado más oscuro del mercado. Sin embargo, este año la tendencia se ha hecho totalmente viral entre los foodies gracias a Little Damage, una heladeria de Los Ángeles, donde se vende este mismo helado de carbón, el que tiene más demanda y el único que puede combatir la tendencia de los postres de colores y con purpurina.

Por otro lado, el café con purpurina es el ejemplo de la moda de la purpurina y lo brillante llevada al extremo. La idea surgió en la cafetería Coffee By Di Bella, en Australia. Se trata de un cappuccino normal, hecho con cualquier tipo de leche, pero con la incorporación de una cantidad considerable de purpurina comestible. El cliente puede escoger entre el cappuccino con purpurina plateada y de diamante o bien la dorada. La tendencia está creciendo exponencialmente y ya se ha trasladado a otros países como Inglaterra.

A esta moda de decorar los cafés se le suma la última locura foodie: el arte 3D con la crema del café. Esta moda se originó en Japón y se trata de hacer dibujos con relieve con la espuma de la leche y con chocolate en polvo. Esta técnica, pero, es una de las más complicadas de las tendencias foodies, ya que requiere de una habilidad especial y de un pulso firme. De hecho, KoheI Matsuno, uno de los artistas que domina esta técnica, apunta que necesita hasta cuatro minutos para poder hacer una figura.

Esta tendencia no se encuentra en todas las partes del mundo ni en todos los locales debido a su dificultad, pero ciertamente hay un interés por parte de las cafeterías por incluir técnicas de decoración de cafés, así lo afirma Lidia Ramos, trabajadora de la cadena Sandwichez en Barcelona “En mi cafetería le dan tanta importancia que antes de empezar a trabajar te forman para aprender a dibujar figuras en el café. De hecho, es tan importante saber hacer un dibujo en el café como un bocata”. Además, tal como explica Ramos, estos dibujos no solo hacen a la cafetería conectar con la tendencia, sino que también la hacen conectar con los clientes, que ven estos dibujos como obras de arte y no dudan en colgar fotografías en las redes sociales, proporcionando publicidad indirecta para la cafetería.

Los dibujos en los cafés, una práctica cada vez más extendida en las cafeterías españolas / Judit Hernández
Los dibujos en los cafés, una práctica cada vez más extendida en las cafeterías españolas / Judit Hernández

Igual que existe una gran variedad de tendencias foodie, podemos encontrar también una enorme diversidad de lugares donde poder disfrutar de algunas de estas maravillas de la gastronomía. Un ejemplo es el primer “cereal café” de Barcelona, El Flako. Este lugar para foodies cuenta con más de 200 variedades de cereales, diferentes tipos de leche y una gran cantidad de toppings de chocolate o frutas. A su vez, el Flako cuenta con opción vegana, sin gluten y ecológica para aquellos foodies más exigentes. Se trata de un sitio innovador en la ciudad condal, pero esta tendencia ya se había visto antes en otras ciudades del mundo como Londres, Nueva York o Berlín, y todo indica que va al alza en nuestro país: Madrid , Valencia, Valladolid, Alcorcón y Móstoles son algunas de las ciudades que ya cuentan con más de un cereal café en sus calles.

El Flako, primer cereal café de la ciudad condal / Judit Hernández
La innovación en el diseño y la preparación de helados ha convertido a Ice Wave en una tendencia / Judit Hernández

También como una tendencia en auge gastronómicamente hablando, se posicionan los locales que ofrecen un helado con un diseño particular diferente al tradicional. Bajo el eslogan The Ice Cream Show, nace Ice Wave, una compañía con un total de 8 locales, 7 de ellos en España y uno en Eslovenia, todos ellos especializados en un nuevo modelo revolucionario de helado. Se trata de un helado hecho a mano sobre una plancha helada. Sus ingredientes se pican y se mezclan con la base del helado justo en el momento en que se prepara. “Es una idea original e innovadora que puede triunfar mucho entre los más curiosos”, afirma el técnico en cocina Pau Gómez. “Estamos hablando de cocina moderna, que basándose en la tradicional, porque no deja de ser un helado, cuida mucho más la estética y utiliza nuevos métodos para hacer creaciones únicas”, añade.

La innovación en el diseño y la preparación de helados ha convertido a Ice Wave en una tendencia / Judit Hernández
La innovación en el diseño y la preparación de helados ha convertido a Ice Wave en una tendencia / Judit Hernández

Una moda ya establecida en nuestro país y que llegó hace más de 5 años, es el brunch y, como consecuencia, los múltiples hoteles, bares y restaurantes orientados a esta práctica conocida como una mezcla entre el desayuno y la comida (por su significado en inglés a partir de la unión de breakfast –desayuno- y lunch –comida-). Proveniente de países anglosajones, en España llegó a hablarse de la de fiebre del brunch cuando empezaron a aflorar una gran cantidad de establecimientos que incluían esta opción y se normalizaba, sobre todo entre los jóvenes, este nuevo concepto. Hoy en día existen millones de lugares donde poder disfrutar de un brunch, caracterizado por platos como tortitas, tostadas, gofres, huevos, etc., acompañados por una gran variedad de bebidas como zumos de fruta o smoothies.

LAS NUEVAS RECETAS

Desde Japón nos llega una de las tendencias gastronómicas más curiosas: la cocina en miniatura. La fórmula es sencilla: vídeos de recetas reales pero a un tamaño diminuto. Muchas de estas recetas online cuentan con millones de reproducciones en Internet. Nunca la alta cocina había sido tan pequeña. No solo las recetas y sus ingredientes son en miniatura, también lo son los electrodomésticos y los utensilios. En resumidas cuentas, todo se basa en una cocina minúscula. El caso es reproducir a pequeñísima escala recetas de platos muy diversos como una tarta, pizzas, donuts, galletas, sushi, etc. Cualquier receta es válida mientras sea en miniatura.

 Un ejemplo de una de las recetas de cocina en miniatura, la nueva tendencia gastronómica japonesa / VivaVive
Los video receta han invadido los hogares de muchos, que ya no usan los típicos libros de recetas para cocinar / Alba Garcia

Miniature Space es uno de los canales de YouTube más populares que difunden esta tendencia que ya se ha convertido en la nueva sensación para los amantes de los platos a pequeña escala. Pero no es el único. Desde Japón esta tendencia, conocida como kawaii -mono bonito en español-, se está extendiendo por todo el mundo a través de la red y ya tiene muchísimos seguidores y canales específicos en redes sociales.

Y no es para menos. Sus recetas llaman muchísimo la atención. Pizzas caseras tamaño de una moneda de cinco céntimos, espaguetis carbonara liliputienses, donuts diminutos de apenas unos milímetros que se amasan con un solo dedo. Vasos enanos y ollas y sartenes XXS. Incluso cocinan una delicada repostería de diseño. ¿Y lo mejor? ¡Todo es comestible!

TASTY, EL REY DE LAS VIDEO RECETAS EN INTERNET

Atrás han quedado ya los libros de recetas, ahora Instagram, Facebook y Youtube son el nuevo hogar de la gastronomía, donde los foodies se sienten como pez en el agua. Lo hacen generalmente a través de fotos pero lo que les ha llevado al estrellato es el fenómeno Tasty y los videos de recetas de menos de un minuto en la red.

Tasty es el nuevo fenómeno culinario de Internet. El canal, creado por la empresa estadounidense BuzzFeed, cuenta con más de 90 millones de seguidores en Facebook, 4 millones en Youtube y 14 millones en Instagram. ¿Cuál es su secreto? Videos muy cortos en los que no hace falta poner el sonido, ya que lo necesario se explica mediante palabras escritas en la pantalla, y pueden verse rápidamente. Además, tienen una perfecta conjugación porque no requiere ningún esfuerzo por parte del espectador: se ofrece la cantidad justa de información para que el espectador no pierda el interés.

El modelo de Tasty ha servido de inspiración a muchos foodies que también quieren enseñar sus recetas en la red. Es el caso del británico Jamie Bolding.El joven de 24 años decidió establecer su propia compañía en Internet, Viral Thread, una web que recopila algunos de los videos, temas e historias más compartidos en la red. En esta multitud de contenido viral y con gran popularidad no podían faltar los vídeos foodie. Debido a su relevancia, se crearon diferentes portales especializados en gastronomía como Twisted y Food Envy, siguiendo la misma línea: sencillez, simplicidad y entretenimiento.

La magia de los video recetas nace de la creatividad y siempre priorizando el contenido en vídeo, frente a las imágenes y los textos. De este modo, no se captura el proceso completo de creación del plato, sino aquellos pasos más importantes.

INFLUENCERS FOODIE

Esta pasión ha encontrado en las redes su lugar y convirtiéndola en viral en un tiempo récord. Instagram ha hecho de este movimiento una tendencia en auge y ha convertido a muchos de esos entusiastas de la buena cocina en grandes influencers. Este fenómeno ha propiciado también la aparición de una gran cantidad de publicaciones especializadas como Apicius o Kinfolk, entre otras, y algunos programas de televisión como Foodie Planet, convirtiendo así la tendencia foodie en mucho más que una moda pasajera.

Este nuevo ámbito de influencia se caracteriza por unas imágenes con un cuidado especial para conquistar al mayor número de seguidores y que estos quieran probar los platos retratados. Así lo vemos en el video de una de las instagramers foodie con un mayor número de seguidores @Spoonforkbacon, donde cada detalle está cuidado al máximo. Todo empezó cuando las celebrities e influencers mostraron de manera casual como eran sus desayunos, de lo más completos y con cada uno de los elementos colocado en el lugar adecuado para conseguir la fotografía perfecta.

Esta pasión por la gastronomía, pero, no es solo eso. Hoy, son muchos los foodies como @Deliciousmartha los que dan incluso consejos de nutrición y vida sana, muestran platos de comida y publican las recetas más saludables para poder prepararlas en casa. En la misma línea, han proliferado los perfiles de foodies apasionados por una comida más comprometida con el planeta. Foodies que nos presentan platos vegetarianos y veganos para que todo el mundo pueda disfrutar de una alimentación exquisita y apoyada en principios ecologistas y naturistas. Así lo vemos, por ejemplo, en la cuenta de instagram @bestofvegan.

Plato de cocina vegana inspirado en los influencers foodies / Judit Hernández
Plato de cocina vegana inspirado en los influencers foodies / Judit Hernández

El nivel de influencia al que han llegado muchos de ellos ha traspasado barreras. Enya Fernández, una chica vegana, nos cuenta que los vídeos de Paola Calazanz en que explicaba por qué decicidó ser vegetariana en su canal de YouTube Dulcinea Studios, fueron uno de los motivos que le llevaron a iniciarse en el veganismo. Del mismo modo, Fernández afirma que la gran cantidad de cuentas existentes en las redes sociales con recetas veganas le ayudaron. “A través de Instagram ví platos veganos con muy buena pinta y empecé a experimentar con la cocina. Instagram me ha aportado creatividad e ideas para preparar mis platos en casa”, añadía.