Poblenou se está convirtiendo en el “place to be” de la ciudad. El crisol de propuestas que alrededor de la Rambla del Poblenou se han establecido hablan y bien de ciudad. De calor humano, de servicio, de calidad, de multiculturalidad integrada. Una de las últimas ha sido El Beertuós, una cervecería artesana que los amigos de La Cervecería Clandestina de la calle Còrsega han instalado en Joncar. Hasta 12 grifos de la mejor birra artesana maridada divierten en un local de ladrillo visto y madera, con el saber de hacer de tres socios que aman el servicio y la cerveza por encima de todo. Su eslogan advierte: “Bona gent, bona teca i birra fresca”.

El Beertuós (adoro los buenos juegos de palabras) acompaña su propuesta seleccionada de cervezas artesanas eminentemente de proximidad (también con tres grifos de referencias internacionales) con una carta ad hoc. Hamburguesas clásicas o de jalapeños, sandwichs de carrillada de buey o barbacoa; todos de carne ecológica. También tapas (imprescindibles sus patatas campesinas, asadas y fritas y con salsa romesco) y opciones veganas gracias a Heura. Sin excusas.

Detalles a tener en cuenta: El local es grande y cuenta con una sala interior a modo de jardín falso. Es un falso cobertizo diseñado como una terraza que Xavier Casabayó (ideólogo del local) y su equipo utilizan a modo de laboratorio. “Los nuevos platos sólo están disponibles primero aquí”, comenta. “Si gustan, pasan al salón”. Dicho queda, si eres aventurero y curioso, ya sabes dónde sentarte.

Por cierto, El Beertuós abrió sus puertas el mes pasado pero la inauguración oficial está pendiente. Siguen ajustando protocolos. Ideal conocerlo ahora y comprobar pronta evolución. Los brindis serán los mismos.

Joncar, 3

El falso jardín de El Beertuós
1/2

El falso jardín de El Beertuós

El Beertuós, A Poblenou
2/2

El Beertuós, A Poblenou