ARCHIVADO EN:

Una irrupción de aire frío de origen polar afectará a Barcelona a partir del jueves. El descenso térmico será notable y la semana finalizará con un ambiente de riguroso invierno. Se registrarán temperaturas más propias de enero que no de mediados del mes de noviembre.

Irrupción de aire frío en altura procedente de latitudes polares
Irrupción de aire frío en altura procedente de latitudes polares

En el centro de la ciudad, las temperaturas máximas previstas, entre el viernes y el domingo, no pasarán de los 14ºC y las mínimas se situarán alrededor de los 5ºC. Estos valores serán inferiores en los barrios de la zona alta de Barcelona. Por ello, no sería de extrañar que, en el Tibidabo, durante las madrugadas del fin de semana, se pueda alcanzar algún valor próximo a la marca de los 0ºC. Durante las próximas jornadas, las calefacciones funcionarán a pleno rendimiento y los abrigos, anoraks, bufandas y guantes serán imprescindibles a la hora de salir a la calle.

A medio plazo, todo parece indicar que el frío no marchará. Los mapas del tiempo indican que la temperatura no se normalizará, como pronto, hasta finales de la próxima semana. La península se verá afectada por la llegada de nuevas inyecciones de aire frío, aunque no tan intensas como la que los próximos días dará lugar a temperaturas de hasta 6ºC inferiores a la media climática, tal y como muestra la evolución de la temperatura a 850 hPa (a unos 1.500 metros de altura) del modelo meteorológico americano (GFS).

Evolución temperatura 850 hPa en BCN
Evolución temperatura 850 hPa en Barcelona

PARAGUAS A MANO

Este miércoles arranca con un cambio de tiempo como consecuencia del paso de un frente frío. Cielo cubierto con precipitaciones, en general poco abundantes, durante la mañana. A partir del mediodía se abrirán claros con un ambiente algo más fresco debido a la menor insolación. Será sólo una pequeña tregua ya que el jueves llegará otra borrasca que será la encargada de abrir las puertas al aire frío. El tiempo se mantendrá inseguro con nubosidad abundante y la posibilidad de algunas precipitaciones, débiles y dispersas, sobre todo durante la primera mitad del día.

DESCENSO DE LA COTA DE NIEVE

Además de las heladas que durante los próximos días afectarán a las comarcas de la mitad norte, la llegada de aire frío provocará un descenso de la cota de nieve. El jueves la nevada será destacable en el Pirineo, pero también afectará al Prepirineo y podrían quedar ligeramente teñidas de blanco las zonas más altas del centro de Cataluña. Si durante el miércoles la cota de nieve se moverá alrededor de los 1.300 metros de altura, a última hora del jueves descenderá hasta los 800 metros. Mucha precaución a la hora de realizar desplazamientos por carretera en estas zonas, no sólo por la nieve sino por la posible presencia de hielo en la calzada, especialmente durante las horas nocturnas.

De cara al viernes, con un ambiente cada vez más frío, la cota de nieve seguirá bajando, situándose entre los 500 y 700 metros. Faltan todavía muchas horas, pero algunos modelos meteorológicos apuntan a la posibilidad de que se puedan producir algunos chubascos en puntos del tercio norte y en la mitad oriental, con lo cual no se descarta alguna sorpresa en forma de nieve en zonas donde este fenómeno meteorológico es poco frecuente. Durante el invernal fin de semana, el tiempo tendería a mejorar, a pesar de la presencia de algunos intervalos nubosos.

Previsión nieve acumulada hasta el domingo
Previsión nieve acumulada hasta el domingo 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.