ARCHIVADO EN:

Después de 10 años de trabajos de rehabilitación, la restauración de la planta baja del Museo Picasso de Barcelona y de la portada de las calles Seca y Cirera (Ciutat Vella) han finalizado.

Así lo ha comunicado el Ayuntamiento, que al mismo tiempo ha indicado que estas obras han complementado la actuación realizada en las fachadas posteriores de las fincas colindantes a la plaza de Raimon Noguera, que es parte del Museo Picasso.

FINANCIACIÓN 

La rehabilitación de las fachadas ha sido posible gracias a financiación privada y al Ayuntamiento, que ha subvencionado el 50% del coste con una cifra de 139.035 euros.

Por otra parte, los trabajos de la planta baja del museo y la restauración de la portada han implicado un coste de 143.500 euros. Una suma que procede de los ingresos obtenidos por compensaciones paisajísticas, por lo que el total destinado por parte del Ayuntamiento es de 282.535 euros.