Estrella Damm ha conseguido llenar de magia, músico,ritmo y emociones un fin de semana que ha sido un éxito de asistencia. Miles de personas llenaron la playa este viernes y sábado para disfrutar de los  conciertos del escenario 'Mediterráneament' instalado en la playa del Bogatell, donde Dorian, Joan Dausà, Oques Grasses, la Pegatina, La Casa Azul han han hecho vibrar a todo el público.

A pesar de la inestabilidad del tiempo, el escenario a orillas del mediterráneo,se fue llenando a medida que pasaban las horas, hasta el punto que no cabía ni un alfiler. Con viento, algo de lluvia, mar picada y bandera roja ...este encuentro musical que ya es todo un clásico en las fiestas de la Mercè.

Una imagen del escenario 'Mediterráneament'/ Gemma Martz

Una imagen del escenario 'Mediterráneament'/ Gemma Martz

NOCHE INDIE-POP

La Casa Azul fue el grupo que abrió la noche musical del viernes 20. Guille Milkyway y los músicos que los acompañaban empezaron la noche fuertes, llenando el escenario de colores, ritmos y ataviados de una estética futurista .

La Casa Azul   Els Concerts de la Mercè d'Estrella Damm 2019 (foto de Gemma Martz) (02)

Guille Molikyway de La Casa Azul / Gemma Martz

Les siguió el mítico grupo Dorian, con ritmos más sosegados, cargados de sonidos indies y melancolía. Para cerrar la noche, con ritmos más alegres  a caballo entre el pop, el ska,la cumbia y la rumba catalana, subió al escenario Oques Grasses y dejó al público de Bogatell con ganas de más.

Oques Grasses / Gemma Martz

Oques Grasses / Gemma Martz

MACEDONIA DE RITMOS

La noche del sábado, pasada por agua, arrancó con los mallorquines Da Sousa que sirvieron al público una buena variedad de melancolía pop. Terminaron  con su canción más reclamada ‘Migracions de salmons,’ que se valió los bises del público. 

Da Sousa / Gemma Martz

 Da Sousa / Gemma Martz

Juan Dausà, el hombre del renacimiento,  cogió el relevo mientras iba llegando cada vez más gente a la playa. Fué un repertorio de melodías intensas, letras optimistas y comprometidas y mucha emoción. Interpretó sus canciones dedicadas al mar y a la tierra, su y su clásica Jo mai,mai, mientras un público entregado cantaba al unísono. 

Hubo también participación de lujo: Sergi Balmes, el cantante de Love of Lesbian subió al escenario para cantar con Joan Dausà “Una altra manera de viure” , la canción de las  ampanñas “Ànima” i “Amants” d’Estrella Damm de este verano.

Joan Dausà  en el escenario / Gemma Martz

Joan Dausà  en el escenario / Gemma Martz

RUMBITA Y JAMAICA

Los últimos dos grupos trajeron al escenario ritmos más cálidos. Primero, La Pegatina, qué subió los decibelios con su rumbita. Celebrando sus 15 años y estrenando una nueva gira, pusieron a todo el mundo a bailar al ritmo de las congas, las trompetas, y sus bailes coregrafiados. 

La Pegatina / Gemma Martz

La Pegatina / Gemma Martz

Como colofón final, The Gramophone Allstars Big Band, con 18 músicos en el escenario, llegaron más suaves pero no menos cálidos. deleitaron al público con ritmos afroamericanos y jamaicanos y con la preciosa voz de Judit Neddermann.

The Gramophone Allstars Big Band / Gemma Martz

The Gramophone Allstars Big Band / Gemma Martz

EMOCIONES EN LA ANTIGA FÁBRICA

En la Antiga Fabrica de Estrella Damm el ambiente no podía ser mejor. Un año más la vieja fábrica se abrió durante dos días para acoger a cientos de personas, con música, danza, circo, gastronomía y por su puesto, cervezas de todos los tipos.

El 515 de la calle Rosselló acogió las actuaciones de talentos emergentes de la música de todo el mundo como Los Sara Fontán, Courtney Marie Andrews, Lorena Álvarez, Yawners, Y La Bamba, Honolulu y North State. Además a lo largo de la calle, hubo durante todo el fin de semana una exposición sobre el mar con materiales reciclados de la que pudo disfrutar toda la familia.

Imagen desde arriba del interior del recinto de la fábrica de Estrella Damm / Jennifer Molina

Imagen desde arriba del interior del recinto de la fábrica de Estrella Damm / Jennifer Molina

El repertorio del domingo, Say Yes Dog, Fans y Tversky pusieron el punto y final a la programación musical del antiguo recinto industrial, enmarcada en el Barcelona Acción Musical (BAM). 

Dos chicas se hacen un selfie en la Antiga Fábrica de Estrella Damm / Jennifer Molina

Dos chicas se hacen un selfie en la Antiga Fábrica de Estrella Damm / Jennifer Molina

Además hubo silent disco, ubicada en la terraza, donde se pudo disfrutar silenciosamente de la mejor música acompañada de cervezas Estrella Damm. 

La silent disco llena a rebosar / Jennifer Molina