ARCHIVADO EN:

La actriz Nuria Espert y el director Lluís Pasqual llegan al Teatre Romea de Barcelona de la mano del espectáculo Romancero gitano, en el que "vuelcan todo su amor por el poeta Federico García Lorca pero también sus propias vidas" a través de los versos del autor.

Espert, de 84 años, acompañada del director del Teatre Romea, Josep Maria Pou, se ha mostrado emocionada de regresar a la sala que la vio debutar con 13 años y a la que no volvía desde 1985 para representar un pedazo de la obra de Lorca a partir de este miércoles hasta el 26 de enero.

18 ROMANCES

El espectáculo presenta una selección de los 18 romances del poemario original del autor andaluz, publicado en 1928, en una hora "intensa y cambiante" en la que, según Espert, se dejan guiar por el duende y se abstraen de la inteligencia y la mirada crítica.

El espectáculo da el pistoletazo de salida con la interpretación del Romance de la luna que, según ha reconocido la protagonista, "la transporta a los tiempos en los que no conocía aún la dimensión de Lorca pero empezaba su relación con el poeta".

Espert también ha reconocido que durante la interpretación se siente algo diferente en el público y, si bien considera que es un recital que no necesita interrupciones entre poemas, cuando termina Muerte de Antoñito el Camborio, se "desata todo aquello que se estaba conteniendo" entre los asistentes.

ESPERT, PASQUAL Y LORCA

La figura de Lorca es el nexo de unión profesional entre Espert y Pasqual que, antes de la gira actual que empezó en octubre de 2019, los había vinculado con Haciendo Lorca (1996), La oscura raíz (1997) y La casa de Bernarda Alba (2009).

Para la intérprete, cada poema del Romancero gitano puede convertirse en una obra de teatro única: "Cuando lo leo me convierto en la escritora de los versos, que tiene miedo que sin la palabra no salga todo lo que la obra lleva adentro".

La actriz también ha comentado que la obra de Lorca muestra un autor "profundamente desgraciado e interiormente violento, con poemas que están siempre al lado de la línea que da sentido a la pequeña obra de arte".

Espert ha añadido que leer a Lorca abre todas las puertas y que las nuevas miradas encuentran caminos nuevos por los que transitar.

LA SALA DE SU DEBUT

La actriz ha recordado que el Teatre Romea fue el escenario donde aprendió la profesión y la transformó de aficionada a actriz: "El Romea me mostró exactamente qué quería ser y en lo que me quería convertir".

Nuria Espert durante la presentación de la obra de Federico García Lorca 'Romancero gitano' / EUROPA PRESS
Nuria Espert durante la presentación de la obra de Federico García Lorca 'Romancero gitano' / EUROPA PRESS

Espert ha asegurado que "no tenía vocación teatral" y que ella quería dedicarse al baile, pero todo cambió cuando le dieron un papel para participar en una adaptación de La tempestad, de William Shakespeare, que la ha llevado a una vida encima de los escenarios.

En este sentido, Josep Maria Pou ha recordado que el pasado 2018 la actriz consiguió el Premio Especial Europa de teatro que "la consagra como uno de los referentes culturales más importantes no sólo de España, sino también del viejo continente".

El director ha sentenciado que "la temporada ha empezado muy bien y con el anuncio de la obra de Pasqual y la vuelta a casa de Espert se redondea un inicio de año fantástico".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.