ARCHIVADO EN:

Una de cada cuatro familias atendidas por Cáritas Barcelona tiene a todos sus miembros en paro y un 36,2% de las personas que necesitan la ayuda de la organización trabajan, pero el sueldo no les permite cubrir las necesidades básicas.

Sobre esos datos, la entidad añade que una de cada seis personas usuarias de sus ayudas no tiene un trabajo digno, ya sea porque directamente están desocupadas, un 43,8%, o porque se han visto obligadas a trabajar en el mercado laboral informal, un 20%.

TRABAJOS PRECARIOS

La organización ha puesto de manifiesto, asimismo, que la situación pandémica ha agravado la situación de esas personas, ya que el 75% de las atendidas se han visto obligadas a asumir riesgos por su trabajo, y el 70% no se puede permitir hacer un confinamiento porque perdería el trabajo o no tendría ingresos.

El comunicado detalla que la mayoría tienen trabajos precarios que están relacionados con el servicio doméstico, el cuidado y el acompañamiento a menores, mayores y dependientes, o la venta ambulante, entre otros.

Asimismo, Cáritas ha explicado que no tener trabajo o tener un empleo con el que no se pueden cubrir todos los gastos supone que el 25% de los hogares con niños no pueda pagar el gasto escolar ordinario, que un 35% no pueda acceder a la medicación que necesita y que el 48,5% tengan una alimentación inadecuada.

APAGÓN DIGITAL

La brecha digital también afecta a esos casos, y es que casi la mitad de las familias atendidas por Cáritas, un 49,8%, se encuentran en situación de "apagón digital". "A pesar de que las cifras de ocupación laboral de las personas que atendemos se aproximan a las de antes de la pandemia, no es una situación óptima", ha destacado la responsable del programa de formación e inserción laboral de Cáritas Barcelona, Dessirée Garcia.

"Hace un año ya alertábamos de un mercado laboral inestable, generador de exclusión social, y ahora no podemos dejarnos llevar por el espejismo de la supuesta recuperación".

Desde Cáritas, con una visión más general, han avisado de que la tendencia de convertir los ERTE en ERE puede suponer un aumento de paro permanente. También han remarcado la importancia de fomentar proyectos enfocados a reducir la brecha digital, "un muro infranqueable para muchas personas en situación de vulnerabilidad", apunta el comunicado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.