Si las penas con rumba son menos penas… el curso nuevo con arte del bueno se hace más ameno. El pareado puede parecer flojillo, pero las exposiciones que acogerá Barcelona en los próximos meses, no. Con las muestras programadas para este otoño, la depresión posvacacional durará poco. O eso esperamos. La ciudad tiene para todos: desde un monográfico de Bill Viola, a la versión más poética de Pablo Picasso, pasando por La Movida o una ópera sensorial. Ahí van.

El CaixaForum programa este septiembre una de las iniciativas más esperadas. Tras su paso por Madrid y bajo el nombre Ópera. Pasión, poder y política, la exposición repasa la evolución en el mundo de la lírica en los últimos 300 años. No lo hace al uso, sino que convierte el viaje en una experiencia sensorial: las principales óperas suenan a través de los cascos del visitante mientras disfruta de las partituras, trajes o maquetas de escenarios de los importantes templos operísticos. Desde la Venecia de Monteverdi al Leningrado de Shostakóvich.

VIDEOARTE Y PERFORMANCE

El plan de la Fundación Catalunya La Pedrera para octubre es también interesante. Barceloneses y turistas tendrán la oportunidad de conocer más a fondo a Bill Viola con la retrospectiva Espejos de lo invisible. El artista neoyorquino, precursor del videoarte, manifiesta su preocupación por la naturaleza del ser humano y la transitoriedad de la vida. En sus creaciones sin palabras la imagen copa el espacio y remueve profundas emociones.

Una de las obras más reconocidas del artista Bill Viola
Una de las obras más reconocidas del artista Bill Viola

El MACBA también apostará por la performance este octubre con la obra de la artista Charlotte Posenenske (1930-1985) a través de su obra minimalista y conceptual. No faltarán ni sus pinturas ni sus característicos módulos de aluminio.

LA MOVIDA, AHORA EN BARCELONA

Foto Colectania nos trasladará al Madrid de finales de los setenta, con la transición española, justo cuando dio comienzo La Movida. La exposición Crónica de una agitación incluye imágenes que retratan una época crucial en la capital de la mano de Alberto García-Alix, Ouka Leele, Pablo Pérez-Mínguez y Miguel Trillo. Esta generación atraída por la modernidad y el destape marcó un precedente en el ámbito cultural español.

Ouka Leele en La Movida
Ouka Leele en La Movida

El Museo Picasso, por su parte, tiene preparadas dos exposiciones especiales sobre la faceta más poética del pintor cubista. En la primera se incluirán libros y poemas, retratos y dibujos de personalidades como el poeta Paul Éluard, figura clave en el surrealismo literario y mejor amigo del artista malagueño. Asimismo, también se mostrarán fotografías de Man Ray y Brassaï. En la segunda muestra se abordará su influencia poética en la escritura con collages, repeticiones y sus propios textos.

Por otro lado, la Fundación Mapfre rendirá homenaje al renacimiento del pastel en el siglo XIX con su exposición Tocar el color: la renovación del pastel. Entre los iconos más representativos despuntan Eugène Boudin, Edgar Degas o Édouard Manet. En el siglo XX también tuvo su aplicación gracias a pintores como Joan Miró, Picasso o María Blanchard.

LA INFLUENCIA DEL ELEMENTO SONORO EN EL ARTE

La Fundación Miró hará hincapié en el elemento sonoro dentro de las artes plásticas durante el siglo XX. En esta tónica, examinará el papel de la música como en la transición entre la figuración a la abstracción en las obras de Kandinski, Klee, Delaunay o Kupka, entre otros. La situación también se dio al revés y a mediados de siglo muchos compositores se inspiraron en las artes virtuales.

Además de las exposiciones temporales mencionadas, se podrá visitar la exitosa muestra Cuántica en el CCCB hasta el 24 de septiembre. En ella se exponen proyectos artísticos que evidencian que el impacto de la cuántica va más allá del dominio de la ciencia y se presentan trabajos de investigación que sitúan al visitante ante el logro intelectual que suponen las teorías de la física.

Uno de los cuerpos en la muestra 'Human Bodies' | PAULA BALDRICH
Uno de los cuerpos en la muestra 'Human Bodies' | PAULA BALDRICH

Otra muestra merecedora y permanente en Barcelona es la de Human Bodies. Anatomía de la vida en el Centro Comercial Arenas. En ella se incluyen más de 160 piezas –150 órganos y 12 cuerpos completos– divididas en ocho salas. Todas son reales y presentan un aspecto original, con el fin de servir para la enseñanza de anatomía y la difusión del conocimiento del cuerpo humano.