Barcelona y otros 39 municipios del Área Metropolitana están sufriendo desde este jueves un episodio de alta contaminación. La Conselleria de Territori i Sostenibilitat ha sido la encargada de declarar esta situación eventual que conllevará limitaciones en la actividad habitual de la ciudad.

El anticiclón que preside la meteorología de la ciudad y el aumento del tráfico derivado del Mobile World Congress son los principales causantes del destacado incremento de partículas en suspensión PM10 en el aire.

BARCELONA, LA MÁS CASTIGADA

La capital catalana es la ciudad más afectada por este episodio de contaminación. En l'Eixample, Gràcia, Poblenou y Vall d'Hebrón se sobrepasó este miércoles el límite diario de 50 miligramos por metro cúbico indicados en el plan de mejora de la calidad del aire hasta 2020.

Esta situación supondrá ciertas restricciones en el día a día de la ciudad, como limitar la velocidad en vías rápidas, instar a la población a moverse en transporte público o restringir las obras que generen un elevado número de partículas.