ARCHIVADO EN:

El trágico accidente del pasado jueves en el que falleció un motorista tras colisionar contra un coche y golpearse contra un bloque de hormigón ha vuelto a poner sobre la mesa un debate que se cerró en falso en el pasado. Estos bloques, conocidos técnicamente como New Jersey's, se han multiplicado en Barcelona a raíz de la implementación del urbanismo táctico impulsado por el gobierno de Ada Colau. 

Los elementos de hormigón se pueden encontrar en casi todas las calles de l'Eixample. Principalmente, sirven como separadores de las terrazas instaladas en la calzada y como divisores entre las nuevas zonas peatonales y las carreteras. El colectivo motero fue muy crítico desde el inicio con la instalación de los New Jersey's. Se veía como un elemento peligroso para la circulación, y a su vez diversos técnicos alertaron de los riesgos que conllevan los bloques de hormigón. 

El abogado Daniel Vosseler presentó una denuncia ante la Fiscalía porque consideraba que el citado mobiliario urbano era "un obstáculo peligroso para la circulación de los vehículos", y en particular para los conductores de motocicletas, ciclomotores y bicicletas, los "más vulnerables”.

No obstante, el Ministerio Público archivó su investigación al considerar que no hay indicios de un delito contra la seguridad vial basándose en los informes policiales recabados. Sin embargo, estos advierten de "un posible incremento de riesgo" para las motos y de que "la colocación de elementos robustos no es buena solución dado que, en caso de salida de algunos vehículos, los golpes pueden ser muy lesivos".

La pregunta del día

¿Deben retirarse los bloques de hormigón de Barcelona?

76%
24%

Han Votado 3360

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.