ARCHIVADO EN:

El nuevo mirador del Empire State Building ya está listo desde este sábado. Ubicado en su punto más alto, en la planta número 102, cuenta con amplios ventanales de suelo a techo que permite a sus visitantes caminar hasta el mismo borde. Las vistas de Manhattan desde este punto del mítico edificio de King Kong u Spiderman son espectaculares.

Una vez que el ascensor se acerca a su destino, el público ya puede disfrutar de la vista panorámica antes de salir y acceder al Observatorio. Compuesta por 24 ventanas de cristal de 2,5 metros de altura, se trata de una plataforma de observación cerrada, que ofrece vistas de 360 grados de la urbe y más allá desde el centro de Nueva York.

LOS TURISTAS NO SE DIERON CUENTA DE LAS OBRAS

Hasta ahora, los turistas accedían a una terraza abierta con rejas en la planta 86 lo que limitaba las vistas. Además, a diferencia de ahora, para llegar utilizaban varios ascensores interiores.

La construcción de esta planta empezó en enero de 2019 dentro de una vanguardista estructura circular suspendida: así posibilitó que el trabajo fuese llevado a cabo sin afectar a los visitantes. El diseño y trabajo estructural, que destaca no solo las vistas al exterior, sino también la elegancia histórica de los detalles originales, fue realizado por un equipo de expertos de una quincena de empresas.

UBICACIÓN 'CÉNTRICA E INCOMPARABLE'

"El Observatorio de la planta 102 es la joya de la corona del Empire State Building. Hemos eliminado todos los obstáculos para darles a los asistentes acceso a unas vistas con una ubicación céntrica e incomparable en la ciudad de Nueva York", detalla Anthony E. Malkin, presidente y consejero delegado de Empire State Realty Trust. 

El Empire State es el quinto edificio más alto de la ciudad estadounidense. Sin embargo, durante 40 años fue el más alto del mundo: desde 1931 hasta 1971, año que se construyó la Torre Norte del World Trade Center. Después del atentado del 11S en las Torres Gemelas, volvió a liderar el ranking.