ARCHIVADO EN:

Con seis años recién cumplidos –los celebró el pasado 7 de agosto–, Eddie es posiblemente el perro influencer más famoso de Barcelona y uno de los más populares de España. Solo en Instagram, este Jack Russell acumula ya más de 22.600 seguidores. También tiene perfiles en Facebook y YouTube, ha salido en anuncios y programas de televisión y es carne de revistas.

"Todo empezó cuando tenía siete meses", explican Xavi y Anna en conversación telefónica con Metrópoli mientras pasean a Eddie por Can Batlló, en La Bordeta, el barrio en el que viven. "Estábamos dando una vuelta por Sants, una pareja se nos acercó y dijo que buscaba un perro como el nuestro para un anuncio", recuerda él. Y así fue como su mascota apareció, por primera vez, en un spot publicitario de la casa Affinity. Luego vinieron Renfe, Sony, Rowenta... ¡Incluso ha promocionado calcetines! Sin olvidar los canales de televisión en los que también ha salido, TVE, TV3 y 8tv.

El perro Eddie en el club de 'agility' / INSTAGRAM
El perro Eddie en el club de 'agility' / INSTAGRAM

CUBRE SUS PROPIOS GASTOS

Como el conocidísimo perro Pancho de la lotería –casualmente también era un Jack Russell de Barcelona–, Eddie trabaja para cubrir sus propios gastos. La marca Orijen le paga la manutención anual por las publicaciones sobre su pienso que comparte en internet. Pero aún hay más. La mutua, para cuando tiene que ir al veterinario, o el club de agility también van a cargo de sus sponsors. Quizás porque tenía hocico de superestrella desde que era un cachorro, sus dueños lo llamaron igual que el perro de Frasier.

Eddie ya aparece en los rankings de perros más célebres de las redes sociales, y se ha colado en los top 10 de revistas del corazón o de tendencias como ¡HOLA! y Vogue. Aun así, Xavi y Anna prefieren mantener los pies sobre la tierra y rechazan subirse a la cresta de la ola del dinero fácil. "No habíamos tenido nunca un perro y nos hacía gracia. Nunca pensamos en quedárnoslo para cobrar de él. De hecho, solo aceptamos las propuestas que creemos que le pueden gustar. De cada diez, nos quedamos con una o dos", cuenta el propietario.

Eddie en París junto a su dueña Anna, con la torre Eiffel al fondo / INSTAGRAM
Eddie en París junto a su dueña Anna, con la torre Eiffel al fondo / INSTAGRAM

LOS FANS QUIEREN CONOCERLO Y LE PIDEN FOTOS

Gracias a Eddie, Xavi y Anna han viajado invitados a París. También a Madrid, donde han acudido ya varias veces a los brunch de Casa César junto a otros perros influencers. Y han estado tres veranos seguidos en la Puglia, al sur de Italia, con sus seguidores italianos. "Con el perro hemos hecho un nuevo círculo de amistades. Muchas personas nos escriben para conocerlo, quedamos y luego, a veces, nos seguimos viendo", detallan.

Si hasta lo paran por la calle, asegura Xavi orgulloso: "Más de 2.000 de sus seguidores son de Barcelona y, como es tan reconocible, cuando nos ven nos piden fotos". Solo le falta aprender a firmar autógrafos. Hasta que no le enseñen cómo hacerlo, sus fans se tendrán que conformar con un ladrido o un lametón en la mano si se encuentran con él. Lo que sea para deleitar a sus followers. Ante todo, Eddie es un profesional y se debe a su público.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.