Exterior de la Gomara (Elias Decoración), la droguería más antigua de Barcelona que está "obligada a cerrar" por el alquiler abusivo / METRÓPOLI
Exterior de la Gomara (Elias Decoración), la droguería más antigua de Barcelona que está "obligada a cerrar" por el alquiler abusivo / METRÓPOLI

La droguería más antigua de Barcelona, "obligada a cerrar" por el alquiler abusivo

La tienda del Raval, antiguamente conocida como Gomara, asegura "no poder asumir" las exigencias del propietario del local

Guardar
Periodista
Actualizado: 09/09/2022 17:16 h.

Enésimo cierre de un comercio histórico en el Raval. Esta vez la tienda que echa el cierre es la droguería más antigua de Barcelona: la Gomara. Ubicado en el número 25 de la calle d'en Xuclà y d'Elisabets, al lado de la Rambla, es actualmente un local de Elias Decoración, cuyos propietarios –los hermanos Eduard y Albert Elias– siguieron el legado de su padre hace 8 años.

"Se nos acabó el contrato de alquiler y en la renovación pusieron un precio disparado que no podemos asumir", explica Eduard Elias, uno de los dueños, a Metrópoli. "Nos subieron el arrendamiento a más del doble cuando ya lo duplicaron en 2014 cuando mi padre se jubiló, es decir, el precio está cuadriplicado", lamenta Elias. 

EN UN MES

El pasado lunes, 4 de abril, los trabajadores ya colgaron los carteles de liquidación en su fachada. Queda poco más de un mes para que cierre: el 10 de mayo la única droguería de la zona bajará la persiana para siempre.

Cartel de liquidación por cierre en la droguería Elias / METRÓPOLI
Cartel de liquidación por cierre en la droguería Elias / METRÓPOLI

Los vecinos de la zona están "indignados". De hecho, una pareja de ancianos que ha vivido "toda la vida" en el Raval cuenta a este medio que lo que está pasando es un "completo desastre". A los hermanos Elias, por su parte, les "duele" perder la primera tienda –con una gran tradición familiar– que aún mantiene el mobiliario y detalles centenarios. "Es algo que desde hace tiempo veíamos que podía pasar", asegura Eduard. Y es que, en los últimos años, Barcelona ha perdido numerosos comercios históricos como la Herboristeria del Rei, el restaurante Can Lluis o la farmacia la Estrella. Otros negocios, como la alpargatería más famosa de Barcelona, sobreviven "a duras penas" mientras tratan de llegar a un acuerdo de continuidad con sus propietarios.

TIENDA ESPECIALIZADA

Entre todas nuestras tiendas, ninguna es como esta", cuenta Elias. Su ubicación, muy cercana a la Escola Massana y a otras escuelas de arte, hace que tengan una gran especialización en la "pincelería fina"

Además de en material de la pintura artística, el cambio del Raval en los últimos años ha hecho que, inevitablemente, se especialicen en material y pintura de mantenimiento para hoteles y apartamentos turísticos. 

Pintura y cajones históricos donde se almacenaban los químicos / METRÓPOLI
Pintura y cajones históricos donde se almacenaban los químicos / METRÓPOLI

ESTABLECIMIENTO PROTEGIDO

La Droguería Elias es un establecimiento de interés del Catálogo de establecimientos emblemáticos del Ayuntamiento de Barcelona. Pertenece a la categoría E2, que incluye a todos aquellos que "poseen elementos patrimoniales de interés singular, pero que en intervenciones posteriores han perdido la coherencia inicial". 

Es el segundo grado de protección más elevado. Así, el futuro arrendatario debe respetar el cartel que se adapta a la curvatura del cruce de calles –Xuclà i Elisabets– o las cómodas interiores de la tienda. Tras recibir esta distinción, Eduard asegura que varios representantes del consistorio han acudido a la tienda para tratar de "salvar" un negocio y un local como el de la Gomara. No obstante, las visitas quedan "tan solo en palabras" porque "no se puede competir contra la inflación", denuncia. 

Cartel que tendrán que mantener, lleno de pintadas / METRÓPOLI
Cartel que tendrán que mantener, lleno de pintadas / METRÓPOLI

HISTORIA DEL LOCAL

Al recorrer el local, se encuentran detalles que son "prácticamente imposibles" de localizar en otras droguerías. Todavía conservan los cajones donde se almacenaban todo tipo de productos químicos que antes se vendían al por mayor y ahora "sería imposible". También tienen la caja registradora original y la báscula para pesar todos los elementos. 

Tampoco podían faltar los carteles de promoción de productos antiguos –de hace más de 100 años– que los propietarios se llevaran antes del cierre. Uno de ellos destaca sobre el resto, el cartel del antiguo raticida Nogat: "El terror de las ratas, la sentencia a su maldad", lee Eduard del póster mientras se ríe. "Da mucha pena perder todo esto", añade. 

El cartel de promoción del antiguo raticida Nogat, entre otros / METRÓPOLI
El cartel de promoción del antiguo raticida Nogat, entre otros / METRÓPOLI

NUEVA TIENDA 

Elias cuenta que en mayo –cuando cierran este local– abrirán una nueva tienda en l'Hospitalet del Llobregat, al lado de la Fira. "Al menos sabemos que los trabajadores irán allí y podremos recuperarnos de lo que supone la pérdida de este local", cuenta.

No obstante, asegura que será una tienda muy distinta que, seguramente, se centrará en la pintura industrial por su localización. Mientras tanto, en el amplio establecimiento de los hermanos Elias, no se sabe qué comercio será el sucesor de la histórica droguería. "Quizás llega un supermercado –como es común en la zona– y cambia todas las estanterías de madera por hierros", lamenta Eduard. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.