Un inmenso dragón con las alas extendidas y las fauces bien abiertas custodia el parque de la España Industrial desde 1987. Esta impactante escultura, obra del artista vasco Andrés Nagel, está realizada con placas de acero recortadas con perfiles abstractos. Mide siete metros de altura y pesa unas 150 toneladas. Pero su fiero aspecto es simple postureo, en realidad tiene alma de niño: cuerpo de serpiente, garras de león, alas de águila y entre las fauces, en lugar de fuego, un original tobogán que hace las delicias de los más pequeños. Mucha parafernalia metálica y afilada... y poco fuego.

Pero este es solo uno de los muchos ejemplares que custodian Barcelona, no en vano es conocida como “la ciudad de los mil dragones”. Con alas y sin ellas, de forja, piedra, vidriera o ‘trencadís’, con Sant Jordi y su lanza o solos, en parejas o en grupos… los dragones y saurios que custodian Barcelona pueden encontrarse en todos los tamaños y colores, trepando fachadas con sus garras afiladas, bajo cornisas y balcones, o tomando el sol como las lagartijas. En cornisas, balcones, puertas e incluso en lámparas o picaportes. ¿Vamos de caza?

--

Descubre más curiosidades y rincones de Barcelona en la cuenta de Instagram @inmasantosherrera [link directo]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.