El Ayuntamiento de Barcelona ha instalado 226 puntos de recogida de árboles de Navidad repartidos por los diez distritos de la ciudad. Además de abetos, en los espacios también se pueden llevar ornamentos vegetales como coronas, plantas y flores.

A partir de este martes, 7 de enero, y hasta el 17 del mismo mes, los ciudadanos de la capital catalana podrán dejar los árboles que hayan tenido instalados en sus hogares. Pasado el 17 de enero, los abetos y las demás plantas serán trituradas y sus restos se dejarán madurar.

RETIRAR LOS ADORNOS

El destino final de las plantas será el acolchado, que se utiliza para mejorar la retención de la humedad y la aireación del suelo, a la vez que es una solución natural para el crecimiento de las malas hierbas.

Para poder llevar los abetos a los 226 puntos de recogida de Barcelona, desde el Ayuntamiento instan a retirar los adornos de los árboles para poder reciclarlo como fracción vegetal y poder obtener el compost.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.