El candidato de Catalunya En Comú – Podem a la presidencia de la Generalitat, Xavi Doménech, ha expuesto en el Cercle d'Economia los principales puntos del programa económico que su grupo ha preparado para las elecciones del 21D. Domènech ha defendido un cambio en las relaciones entre Catalunya y España, la puesta en marcha de un proceso de reindustrialización de la economía catalana y la búsqueda de consensos entre las fuerzas políticas para acabar con la actual situación de parálisis institucional que se vive en el país.

Tras elogiar el trabajo que se hace desde el Cercle d'Economia, entre otras razones “porque siempre se ha preguntado que pueden hacer por la economía del país y no que puede hacer el país por la economia”, el candidato de CatECP ha asegurado que “uno de los grandes problemas que tiene la economía actual es la desigualdad, que no para de crecer sea cual sea la situación económica”, al tiempo que ha criticado que “ni Marta Rovira ni Inés Arrimadas sepan cuál es el nivel de paro en Catalunya”.

Domènech considera que la mejor manera de reflotar la economía del país es “poner en marcha una reindustrializaciòn 4.0. Catalunya siempre ha sido un ejemplo de industrialización, y en los últimos tiempos se ha basado en el turismo y el inmobiliario, sufriendo un proceso acelerado de desindustrialización, marcado además en los últimos tiempos por la marcha de miles de empresas. Los países industrializados son los que mejor han aguantado la crisis, los que han mantenido mejores salarios”.

FORTALEZAS Y DEBILIDADES

Domènech ha defendido que la economía catalana tiene enormes fortalezas, “como centros de investigación y tecnológicos, un gran capital humano y un tejido empresarial muy bien posicionado hacia el exterior”, pero también debilidades, como “la red de transporte, la de cercanías o la poca inversión en investigación. Además, es importante saber si las exportaciones que se hacen desde aquí son de productos manufacturados en Catalunya o si vienen de fuera, se les hace una pequeña modificación y se exportan, dejando aquí muy poco valor añadido”. Para superar todo esto, Domènech cree que es básico “apostar por el desarrollo de las infraestructuras, sobre todo por el corredor mediterráneo, avanzar hacia un modelo catalán de relaciones laborales, establecer el salario mínimo en los 1.000 euros, reactivar el consumo interno y poner en marcha un plan de choque contra el paro juvenil y lograr que los que se han tenido que ir vuelvan”.

También considera importante establecer un nuevo modelo de relación entre Barcelona y el resto de Catalunya. “Barcelona es la ciudad número 40 del mundo en captación de recursos. Es el motor económico y debe tener una buena integración con el resto de Catalunya”.

VIEJAS RECETAS

El candidato de los 'comuns' también se ha referido a la situación política que se vive en el país y considera que hay que cambiar la relación entre Catalunya y España. “Se tiene que ir a una modificación profunda de los principios constitucionales. Está claro que el modelo territorial está superado en toda España y, además, la crisis del encaje de Catalunya en España acaba afectando al resto de las autonomías. Y la prueba evidente es la ley de financiación autonómica, que esta parada desde 2014, entre otras cosas porque Catalunya no participaba. Es evidente que las viejas recetas no funcionan en los nuevos tiempos”.

Domènech considera que hay que buscar”consensos para transformar la realidad y que podamos avanzar en todos los aspectos económicos y sociales. Hay un acuerdo de parte de la sociedad, que se ha construido sobre una hoja de ruta de una sola parte. La unilateralidad que deja de lado a una buena parte del país no es buena”.

El candidato ha pedido también la creación de un “banco público que permita invertir en sectores energético y, al mismo tiempo, trazar un plan que permita hacer una transición energética y posicionar al país apostando por la economía verde. Además, se podrían abrir líneas de financiación para autónomos y proyectos de innovación energética y de nuevas tecnologías”.

Y una de las claves que puede contribuir al crecimiento económico del país es “la puesta en marcha de una hacienda propia, que se pueden recaudar aquí todos los impuestos y crear un nuevo sistema de competencias exclusivas, compartidas y cedidas, de manera que se establezca una verdadera relación de bilateralidad con el Estado”.

REFERÉNDUM PACTADO

Domènech también se ha posicionado “a favor de un referéndum pactado, que es lo que quiere la mayoría de la sociedad catalana”, y ha pedido la creación de un nuevo acuerdo, “un pacto de claridad como el que se puso en marcha en Canadá con Quebec. Entendemos que para llegar a ese referéndum se tienen que dar amplios consensos en la sociedad. Pero ese consenso lo rompió la Generalitat y mucha gente se fue quedando atrás”.

Respecto a sus opciones para alcanzar la presidencia de la Generalitat, Xavi Domènech ha asegurado que “si estoy en esta carrera es para llegar a la presidencia. Y, de todas formas, entre lo vetados que se tienen los demás entre ellos, lo tengo mucho más fácil”.