Proteger la biodiversidad y luchar contra el calentamiento global forma parte del mismo esfuerzo para garantizar el futuro del planeta. La rica variedad de formas de vida en la naturaleza nos proporciona agua, aire, y alimentos, es fuente de conocimiento científico y de medicamentos, y contribuye a mitigar los efectos del cambio climático. 

Cuidar de todo ello es nuestra obligación y además es la mejor inversión para conseguir un mundo más seguro, sano y habitable.

URGENCIA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Los principales problemas ambientales que están extinguiendo y degradando el medio ambiente son los fenómenos del calentamiento global y el cambio climático. Especialmente las ciudades, son los lugares donde se alcanzan mayores índices de partículas tóxicas para el aire y para el ozono. En este sentido, cabe destacar que Barcelona es una de las ciudades de Europa con niveles más altos de contaminación.

Asimismo, estudios científicos recientes, predicen la extinción de entre un 18% y un 35% de una muestra de 1.103 animales y plantas para el 2050, Lo cual causaría  la sexta extinción masiva de especies más grande de la historia.

COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD

El Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, pone este año el acento en la relación entre biodiversidad, cambio climático y salud. Los episodios de sequía seguidos de lluvias torrenciales, como la reciente tormenta Gloria, y, sobre todo, la actual pandemia constituyen una poderosa llamada de atención para que reflexionemos.

Este objetivo comporta responsabilidad y compromiso por parte de las personas, y sobre todo, de las empresas. En este sentido, Aigües de Barcelona, incorpora soluciones basadas en la naturaleza y transforma las infraestructuras del ciclo integral del agua en infraestructuras verdes. De esta manera se impulsa la creación de zonas ajardinadas y la repoblación de especies autóctonas de flora y fauna. 

Una ballena en el mar / ARCHIVO
Una ballena en el mar / ARCHIVO

MOVILIDAD SOSTENIBLE

Uno de los factores clave para poder reducir la contaminación es la movilidad no contaminante. Para ello, la compañía contribuye con una flota de 131 vehículos sostenibles y avanza hacia la neutralidad de carbono con una reducción del 41,20% en sus emisiones respecto a 2015.

Además, desarrolla soluciones técnicas para la protección del litoral y las aguas costeras, y protege los acuíferos mediante su recarga artificial. Para combatir el cambio climático y el calentamiento global, la compañía compra energía verde y produce energía renovable (21.228.583 KWh generados en 2019).

Instalaciones fotovoltaicas / AIGÜES DE BARCELONA
Instalaciones fotovoltaicas / AIGÜES DE BARCELONA

ECONOMÍA CIRCULAR

 En su apuesta por la economía circular y la innovación tecnológica, es pionera en el mundo en la transformación de las depuradoras en Ecofactorias, un modelo que da valor a todos los residuos y garantiza la autonomía energética de las plantas. 

Defiende también la utilización de agua regenerada, aumentando la capacidad de reutilización para diferentes usos.

CIUDADES INTELIGENTES

Mantener el equilibrio en el planeta requiere el esfuerzo y la colaboración de administraciones, empresas y personas. Es por ello que Aigües de Barcelona impulsa alianzas con otras compañías e iniciativas públicas y privadas para promover las ciudades inteligentes y resilientes en Cataluña, preparadas para hacer frente a las nuevas condiciones derivadas del cambio climático. 

En este contexto, se hace más necesario que nunca la inversión en infraestructuras verdes.   Proteger la riqueza de nuestros ecosistemas y luchar contra el cambio climático es avanzar hacia un mundo mejor, más sostenible y donde la solidaridad prevalece por encima de los intereses particulares. 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.