ARCHIVADO EN:

En Barcelona hay más seguidores del terraplanismo de lo que parece: la primera conferencia internacional sobre esta teoría reventó las expectativas en nuestra ciudad. Al parecer, los organizadores se quedaron con ganas de más y por eso han decidido montar otro congreso con las mismas características. Tendrá lugar en el Orfeó Martinenc el sábado 29 de junio a partir de las 11 horas. Luego, tal como sucedió en la anterior quedada que agotó todas las entradas, los que quieran podrán quedarse a “compartir un momento con los protagonistas”. Y, después, lo que surja.

La nueva cita –con un fuerte acento argentino– orbitará en torno a una personalidad, sobre todo: Iru Landucci, fundador de la organización Nur para todos, que lucha para “quebrar este sistema perverso de esclavitud y muerte a todos los niveles”. También participarán en el evento (que durará seis horas) más “teóricos” como los Hermanos Barea, Pachamama Flat, Hasta lo Más Alto, Vivimos en una Pelota o No estoy de Broma, entre otros.

'EDUCACIÓN HELIOCÉNTRICA' Y 'MENTIRA ESPACIAL'

Los temas que se abordarán en esta ocasión son “el universo eléctrico y su relación la tierra plana”, se realizará un “recorrido histórico de la educación heliocéntrica” para culminar en un “análisis de 50 años de mentira espacial”. Aunque, más allá de aprender, el objetivo de esta conferencia es servir de vínculo para que los adeptos se conozcan mejor

Según su teoría, nuestro mundo tendría forma de disco plano y su borde estaría delimitado por un gran muro de hielo que evitaría que caigamos al vacío del espacio y que se derramen los océanos. Este muro de hielo sería “lo que retiene a los océanos” y “lo que los exploradores han llamado Antártida.

HACER 'EL CLIC'

La conspiración, que “no tiene orígenes religiosos”, sostiene que hemos sido engañados y que el terraplanismo es solo la punta del iceberg. Por ejemplo, considera que la carrera espacial es un montaje de las agencias espaciales durante la Guerra Fría, y en la actualidad se utiliza como excusa para recaudar dinero “y malversar”. Así, los defensores de esta teoría creen que una vez haces “el clic” ya no puedes ver el mundo del mismo modo.

La idea de que la tierra es plana se ha ido extendiendo de tal forma que hasta se habla de un crucero para “comprobar” en primera persona la veracidad de sus pensamientos.