ARCHIVADO EN:

Pequeño paso en la lucha contra el cambio climático en la ciudad. El Consejo Metropolitano del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) aprobó por unanimidad en su última sesión declarar la emergencia climática como paso "decisivo" para la aplicación urgente de políticas destinadas a la lucha contra el cambio climático y la contaminación atmosférica.

En un comunicado este martes, el AMB ha detallado que también se marca como objetivo estratégico el acceso garantizado y justo de la población al agua, así como alcanzar una economía circular.

OBJETIVOS

Con la declaración de la emergencia climática, el AMB se compromete a alcanzar el objetivo de la Unión Europea (UE) de reducir en un 55% las emisiones de gases de efecto invernadero para el próximo 2030 y la neutralidad en carbono en 2050.

Desde 2018 las emisiones se han reducido un 33,5% en relación con las de 2005, aunque se observa un "repunte" en los últimos años, lo que demuestra que las emisiones del área metropolitana están muy unidas al crecimiento económico, según el AMB.

El diagnóstico también incorpora las emisiones correspondientes al sector industrial, que han aumentado un 8% desde el 2005: de los 4.616.018 toneladas en 2015 a los 4.982.687 en 2018.

En este ámbito, el AMB propone como acciones clave descarbonizar la demanda energética e invertir en renovables; propiciar un cambio modal en el sector del transporte y optimizar la distribución urbana de mercancías, e impulsar la rehabilitación del parque de viviendas con criterios de eficiencia energética.

Asimismo, ha establecido cinco retos transversales: transición energética hacia renovables; uso y gestión eficiente de los recursos hídricos; movilidad sostenible; recursos, economía circular y cambios en los modelos de producción y consumo, y nuevos modelos urbanos.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.