Es uno de los monumentos más visitados no solo de Barcelona, sino de toda España. Empezó a construirse en el año 1882 y su año de finalización siempre ha sido una incógnita, debido a la muerte prematura de Antoni Gaudí, su arquitecto principal. A pesar de dejar los planos a su equipo, el arquitecto español no pudo asegurar su continuidad al completo.

Es uno de los proyectos más importantes para Gaudí. Tanto es así que sus últimos 15 años de vida decidió trasladar su oficina y su vivienda al interior de este proyecto, haciendo suya la Sagrada Familia.

6 CURIOSIDADES DE LA SAGRADA FAMILIA

  1. Pese a su involucración con la construcción, Gaudí no fue el arquitecto que comenzó con el proyecto. Francesc de Paula Villar fue el primer encargado en llevar a cabo la construcción de la Sagrada Familia. Sin embargo, y debido a fuertes desencuentros con el ayuntamiento de la ciudad de Barcelona, decidió por retirarse y abandonar la obra.
  2. Durante muchos años, Gaudí decidió convertir a la Sagrada Familia en el centro de su obra. Tanto es así que gran parte de su carrera como arquitecto se dedicó a jornada completa con este proyecto, abandonando el resto para los que trabajaba. 
  3. La costes de la construcción de la iglesia siempre han sido uno de los temas más controvertidos. Sin embargo, y pese a que no todo el mundo lo sabe, la construcción se financia exclusivamente del dinero que recauda con las entradas de sus visitas y por medio de las diferentes donaciones privadas. En ningún momento se utiliza dinero publico para asegurar su finalización.
  4. Pese a que la construcción ha pasado por multitud de fechas que estiman el fin de la obra, las últimas informaciones afirman que en el año 2026 será cuando se finalice por completo. De ser así, la Sagrada Familia habría tardado en realizarse un total de 144 años.
  5. En todo momento Gaudí fue consciente de que no iba a vivir para ver la obra finalizada por completo. Por lo que dejó una gran cantidad de esquemas, planos y bocetos que dictaminaban el camino que se tenía que seguir tras su muerte. Sin embargo, estos planos se quemaron durante la Guerra Civil. Pese a que se ha intentado salvaguardar al máximo los deseos de su principal arquitecto, la realidad es que la obra no lucirá de igual manera que se la imaginó en un primer momento. 
  6. En la Fachada de la pasión hay un detalle que no es muy conocido. Un cuadro con forma de sudoku acapara toda la tención. La curiosidad del mismo es que la suma de sus números (sin importar si es en vertical, horizonal o diagonal) siempre da como resultado 33, la edad a la que murió Cristo. Un guiño más por parte de Gaudí a la religión.