Situado el Portal de la Pau, el monumento a Colón forma parte de la identidad de la zona del puerto de BarcelonaActuando como nexo de unión entre la Rambla, una de las calles más transitadas de la ciudad, y el paseo de Colom, se cuentan por cientos las personas que se acercan a esta zona para inmortalizar su paso por la Ciudad Condal.

Como ocurre con el resto de los principales atractivos de la ciudad, la figura que rinde homenaje al descubridor de América no está exenta de curiosidadesA continuación, las principales. 

CURIOSIDADES DEL MONUMENTO A COLÓN

  • Su dedo no apunta a América. Pese a que Cristobal Colón es conocido por ser el descubridor de América, la realidad es que el monumento a Colón apunta a… Italia. Cuando se diseñó, se pensó que si apuntaba a América la gente no iba a entender por qué su dedo se dirigía a las Ramblas, por lo se decidió que lo mejor era apuntar al mar y, por ende, a Italia.
  • Conviene saber que su dedo mide un total de 50 centímetros.  
  • Fue inaugurado el 1 de junio de 1888 con motivo de la Exposición Universal de Barcelona. 1988 fue uno de los momentos más importantes para el devenir arquitectónico de la ciudad, con la inauguración de otros elementos como el Arc del Triomf o el Palau de les Belles Arts
  • Pese a que no todo el mundo lo conoce, el monumento a Colón cuenta con un mirador en su interior. A través de él se puede disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad. Además, cuenta con un ascensor. Subir hasta él es muy sencillo.
  • Al contrario de lo que ocurre con otros monumentos, el de Colón llama la atención por la cantidad de gente que intervino en su diseño. Un total de 20 personas. 
  • En conjunto, la estatua cuenta con un peso de 233 toneladas y asciende en altura hasta los 57 metros. Para crear el monumento, hubo que fabricar un andamio con la misma altura como la que iba a contar el monumento final.
  • La figura de Cristobal Colón está custodiada por ocho leones. Y es típico que los turistas se suban a ellos en busca de una foto para el recuerdo.