Los trabajadores del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) confían poco en el concurso público para elegir al nuevo director general del equipamiento de Ciutat Vella, un cargo que ahora ocupa Vicenç Villatoro. En un comunicado, el comité de empresa critica el perfil "poco internacional" de las bases para escoger al nuevo responsable y opina que los requisitos que se piden "no reflejan la complejidad del puesto de trabajo y las capacidades de liderazgo que se requieren para ser el director del CCCB".

Según los empleados del CCCB, el perfil poco internacional queda claro cuando uno de los requisitos que se reclama es el conocimiento del catalán y del castellano "en el momento de presentar la solicitud". Los trabajadores dicen que otros equipamientos culturales, como el MACBA, daban un año a la persona elegida para conocer los dos idiomas. "Dar un margen para el aprendizaje del catalán y castellano evita la discriminación a los profesionales de ámbito europeo con buenos currículums en la dirección de organizaciones culturales". 

PERFIL DE GESTOR

Para el comité de empresa del CCCB, el concurso público abierto prioriza requisitos "del ámbito de la administración pública y unas funciones que corresponden a un gestor más propio de una gerencia que al de un director de un equipamiento con vocación internacional".

Finalmente, los trabajadores recuerdan que desde el año 2011 exigen la puesta en marcha de un concurso público para ocupar las plazas de dirección, "para garantizar la transparencia en los procesos de selección y asegurar la idoneidad de los candidatos escogidos". La puesta en marcha del concurso no fue una realidad hasta el año pasado "tras cuatro direcciones consecutivas sin concursar en los 25 años de la historia del CCCB".

El CCCB es un consorcio de carácter local constituido por la Diputación y el Ayuntamiento de Barcelona, que aportan anualmente fondos en una proporción del 75% y el 25%, respectivamente, para atender los gastos corrientes originados por el funcionamiento y las actividades del centro. El CCCB ocupa buena parte del antiguo edificio de la Casa de la Caritat.