Menos de cuatro meses después de anunciar el derribo del Teatre Arnau, el Ayuntamiento de Barcelona ha rectificado la decisión y ha anunciado que lo restaurará. En el espacio pretenden albergar un proyecto innovador que fusione artes escénicas, recuperación de la memoria del edificio y trabajo comunitario, siendo un espacio escénico multidisciplinar que ofrezca música, danza, teatro y circo, sin que "las artes escénicas se encuentren encorsetadas en una categoría u otra".

El Ayuntamiento de Barcelona prevé iniciar las obras entre finales de 2018 y principios de 2019 e invertirá unos nueve millones de euros, manteniendo elementos del edificio, después de que estudios preliminares indicaran que el inmueble se encontraba en mal estado y contaba con problemas estructurales, por lo que contemplaban que se derribara.

Mientras duren las obras de restauración de la sala, se impulsará un "Arnau itinerante", según ha indicado la regidora Gala Pin. Esta será la fase inicial del proyecto cultural y comunitario del Teatre Arnau, que se desarrollará en diversos lugares de la ciudad y durará entre dos y cuatro años, durante los que operará como un banco de pruebas y laboratorio de creación que permitirá experimentar con el modelo de gestión que se prevea desarrollar.

El proyecto parte de una propuesta de diferentes entidades vecinales y culturales, que pretenden así que cuando el teatro esté recuperado ya cuente con una programación propia. Borja Lozano miembro de la Plataforma Recuperem el Teatre Arnau, ha señalado a Metrópoli Abierta que están "contentos" con la rectificación del Ayuntamiento y que agradecen que se tenga en cuenta su "reivindicación", detrás de la cual destaca que hay un "compromiso" de los diferentes actores.

La idea presentada al Ayuntamiento y que ahora parece que tendrá recorrido se asienta en tres ejes principales: memoria, comunidad y artes escénicas, según ha explicado Lozano a este medio.

El proyecto arquitectónico se decidirá mediante un concurso público, que se celebrará en junio -con un calendario de obras que quedará sujeto a trabajos arqueológicos obligatorios en esta zona de la ciudad-, y prevé conservar el máximo de elementos arquitectónicos y ornamentales posibles. Para ello, el consistorio seguirá trabajando coordinadamente con el grupo impulsor del proceso participativo, entidades, personalidades el ámbito académico y del cultural y el Ayuntamiento.

El teniente de alcalde de Cultura, Jaume Collboni, ha destacado en la presentación del proyecto que con la propuesta pretenden "dar respuesta a las necesidades de los barrios, a los grupos de cultura de base y a los profesionales que trabajan en las artes escénicas".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.