Dónde: Gran Teatre del Liceu
Cuándo: Del 12 hasta el 29 de enero
Precio: Desde 16 euros 

La rompedora ópera de Giacomo Puccini, Madama Butterfly, será la encargada de inaugurar el año en el Gran Teatre del Liceu. Con las sopranos Ainhoa Arteta y Lianna Haroutounian y los tenores Jorge de León y Rame Lahaj, este montaje del teatro –junto con la Royal Opera House-Covent Garden– cuenta la producción de Moshe Leiser y Patrice Caurier.

Tras el éxito recalado en 2006 y 2013, regresa al teatro barcelonés bajo la batuta del maestro Giampaolo Bisant a partir del este sábado y hasta el 29 de enero. Según ha indicado este martes la directora artística de la sala, Christina Scheppelmann, se trata de una propuesta "muy estética".

UNA JOVEN GEISHA

Por su parte, Bisanti ha explicado que toda la producción se articula en torno a la joven geisha Cio-Cio-San –obligada a casarse con el teniente norteamericano Pinkerton y repudiada después por el mismo–, como "un sol a cuyo alrededor gira todo". Con ello, ha instado a devolverle la italianidad a esta ópera de Puccini, que tuvo un estreno frustrante –que hirió al compositor– por ser transgresora y políticamente incorrecta.

La ópera tuvo una iconografía fuerte pues la protagonista interpretaba a una prostituta. Además, también se mostraba la contraposición de dos mundos y un componente machista que calificaba de juguete a la chica con la que Pinkerton se había casado, "algo muy diferente a lo que estaba acostumbrado a ver el público".

PINKERTON, UN HOMBRE DESPIADADO

El trago más amargo de la ópera se lo lleva el personaje de Pinkerton. El tenor debutante en el Liceu Rame Lahaj, que es quien lo encarna, ha comentado que le cuesta lograr que el papel sea amado por el público: "Por muy bien que lo hagas y que cantes es un papel que siempre irrita al público".

En esta misma línea ha hablado el tenor Jorge de León, considerando que es un personaje "bastante agrio y duro porque uno no siente todo lo que viene a expresar, y él es el culpable de la situación". "Nos estamos encontrando con una realidad actual de pederastia y turismo sexual", ha lamentado.