ARCHIVADO EN:

Hace 50 años, Gabriel García Márquez ponía su firma en el consulado colombiano de Barcelona. Su residencia, por aquel entonces, se ubicaba en la calle Caponata número 6, pero sus pasos –y su mirada– fueron mucho más allá durante su estancia entre 1967 y 1975. Para Gabo, Barcelona podría haber sido Macondo. “Le gustaba la discreción de los ciudadanos de aquí”, revela la nueva directora de Casa Amèrica Catalunya, Marta Nin, este jueves durante la presentación.

Con el fin de arrojar luz sobre su estela y rendirle un gran homenaje, distintas organizaciones han unido fuerzas para ensalzar al Premio Nobel de Literatura cinco años después de su muerte, el 17 de abril de 2014. Y, así, con la instalación del artista colombiano Yosman Botero expuesta en el Consulado General de este mismo país, se ha dado el pistoletazo de salida a las (insólitas) jornadas "El rastro de Gabo en Barcelona", que coorganizan las dos entidades mencionadas junto con la Obra Social la Caixa.

TALLERES Y CHARLAS GRATUITAS

Entre las actividades –desde el 6 hasta el día 13– habrá siete talleres abiertos al público y dirigidos por reconocidos escritores y periodistas: Monólogos autobiográficos (Begoña Ugalde), la crónica y el relato de la migración (Juan Pablo Villalobos), ¡Qué raro! (Martín Caparrós), periodismo y conflicto (Plàcid García-Planas), realismo mágico y crónica deportiva (David Fleta), taller de ilustración (Luisa Rivera) y crónicas de relato (Matías Néspolo).

Imagen del registro consular de Gabriel García Márquez en Barcelona / P. B.
Imagen del registro consular de Gabriel García Márquez en Barcelona / P. B.

También se incluyen interesantes charlas que se impartirán en el CaixaForum, la Biblioteca Jaume Fuster y la Casa América. Entre ellas, una sobre qué significa ser escritor latinoamericano hoy –con Rodrigo Fresán, Laura Restrepo, Santiago Roncagliolo y Juan Pablo Villalobos–, luego un debate que moderará Jorge Carrión, y en el que participarán Xavier Aldekoa y Martín Caparrós. Aunque el punto culmen llegará con una conversación entre los amigos de Gabo –con la cónsul de Colombia, Pilar Calderón, el periodista Xavi Ayén y el escritor Juan Goytisolo– que contarán curiosidades (inéditas) sobre él.

¿DÓNDE VIVIÓ GABO? 

Los sábados 6 y 13 de abril se realizará una ruta literaria por los sitios que frecuentaba Gabo en la ciudad, sobre todo en la zona de Sarrià (donde más tiempo vivió) y terminará en el bar Flash Flash, epicentro de la gauche divine. Pocos sabrán que en 1967, mientras se disparaban las ventas de Cien años de soledad en Argentina, Gabo estaba viviendo en Barcelona, concretamente en la avenida República Argentina, número 168, apartamento 4-2.

Por otro lado, coincidiendo con la conmemoración el sello digital Flash de Penguin Random House publicará de forma gratuita el cuento María dos Prazeres, incluido en el libro de Gabo Doce cuentos peregrinos –ambientado y escrito en Barcelona– durante el mes de abril. También estará disponible el ebook del libro sobre el "boom" latinoamericano, escrito por el experto en el movimiento literario Xavi Ayén.

EL 'BOOM' LATINOAMERICANO EN BARCELONA

Además, servirá de recuerdo a las décadas de los años 60 y 70, cuando tantísimos escritores latinoamericanos decidieron instalarse en la ciudad. Entre ellos, Mario Vargas Llosa, José Donoso, Jorge Edwards y Sergio Pitol. Otros como Julio Cortázar, Pablo Neruda y Carlos Fuentes visitaron la ciudad por aquel entonces.

Pistoletazo de salida en el Consulado General de Colombia en Barcelona / P. B.
Pistoletazo de salida en el Consulado General de Colombia en Barcelona / P. B.

Esta iniciativa cuenta también con el apoyo de La Vanguardia, Penguin Random House, la Agencia Literaria Carmen Balcells, el Máster de Periodismo Literario de la Universidad Autónoma de Barcelona, la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, Altaïr Magazine, Bibliotecas de Barcelona y Barcelona Ciudad Literaria.

"Barcelona, por razones misteriosas, es la mejor ciudad para escribir aparte de ser, para mi gusto, la mejor del mundo", decía Gabriel García Márquez. Y, por eso –y por su talento– Barcelona le demuestra con este acto que no se olvidará jamás de él. Ni de su rastro.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.