ARCHIVADO EN:

Rogeli Herrero es uno de los miembros fundadores de Los Manolos y también uno de los primeros que dejó el grupo, que triunfó en muy poco tiempo y se disolvió casi más rápido todavía. 25 años después de actuar en la ceremonia de Clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona'92, junto a Peret y Los Amaya, se han vuelto a juntar para una gira de aniversario. Aquella actuación supuso un gran hito en su carrera, y también el mayor bulo de los Juegos: ¡No tocaron la canción Amigos para siempre!

¿Cómo nacen Los Manolos?
Los Manolos tienen su origen en Barcelona. Es un grupo de amigos que pertenecen a diferentes grupos de música. Se juntan los fines de semana o cuando pueden y en la época que empezamos se dedican a pasar por rumba diferentes canciones de grupos como los Beatles, Elvis, de cualquiera. Lo que comienza siendo una fiesta entre nosotros, que empezamos a tocar en locales de Barcelona, tiene buena acogida entre la gente. La cosa fue creciendo y un día decidimos alquilar una furgoneta y con un par de coches nos fuimos a Madrid. Allí contactamos con Seju Monzón, el hermano del Gran Wyoming, que en la época tenía un local en la Puerta de Toledo que se llamaba El café del Mercado. Aquel día había un ojeador de una compañía discográfica que nos fichó y a partir de aquí...

¿Cómo salen las canciones de Los Manolos?
Hemos de diferenciar tres apartados. Uno es la parte de la composición propia. Puede que llegue yo o un compañero esta mañana con una idea de una canción acabada o por desarrollar y entre todos le damos forma. Otro es coger otros clásicos de la rumba y adaptarlos a como tú lo sientes. El tercer apartado, que también es muy de la rumba catalana, es coger estándares de la música general y pasarlos por rumba. Como la rumba tiene un compás de 4x4, el ventilador, como la música pop, cualquier canción que te guste y tenga el mismo ritmo que el ventilador puedes adaptarla. Estos son los tres bloques que entran en la música de Los Manolos.

Pocos grupos han tenido tanto éxito como Los Manolos y han durado tan poco. ¿Por qué durasteis tan poco?
Yo creo que somos un grupo afortunado y damos gracias. Duró poco porque eramos mucha gente, gente de barrio que en pocos días tocó el cielo. Tras años de tocar había muchas tensiones, con la discográfica y entre nosotros, que eramos diez y cada uno tenía su punto de vista de como continuar la aventura. Debido a este exceso de componentes la cosa se quedó en stand by.

¿De qué habéis estado viviendo durante todos estos años?
Nadie ha dejado la música. Excepto uno que murió en un accidente hace unos años y otro que vive lejos de Barcelona, el resto, más o menos, hemos estado orbitando en el mundo de la música. Desde fuera es todo muy bonito, pero cuando se apaga la luz has de pagar las facturas de tu casa. Nunca hemos dejado de estar en el mundo de la música, pero para vivir.

¿Cómo salió la idea de volver a juntaros?
De una llamada de TV3, para que participáramos en La Marató y nos dijeron que estaría bien que fuera el grupo entero. Nos llamamos, nos vimos y empezamos a quedar para hacer la canción. Nos lo pasamos bien y cuando acabó todo dijimos: “ha estado de puta madre, por qué no seguimos”. Fue volver un poco a las sensaciones del principio de todo, de buena onda, de pasarlo bien, de comunicar con la gente.

¿Cómo llegasteis a actuar en los JJOO de Barcelona'92?
Nosotros habíamos sacado el disco en el año 91 y supongo que la gente del COI y de Barcelona decide que la música de la Clausura tiene que ser la rumba catalana. Llaman a Peret, el rey de la rumba, a los Amaya, muy importantes también dentro de la rumba, y los últimos en llegar éramos nosotros. Nos llaman y nos lo proponen. Aparte de la sorpresa, mucha alegría, imagínate.

"En aquel momento era como un bolo más"

¿Qué supuso para el grupo actuar en la ceremonia?
Si te soy sincero, en aquel momento estábamos metidos en medio de una gira importante y teníamos el autobús esperando en la puerta del estadio. En aquel momento era como un bolo más. Evidentemente sabías que tocabas en unos JJOO, en tu ciudad, etc; pero cuando pasa el tiempo sí que eres consiente de lo que supone. Pero en ese momento no lo ves porque estas trabajando continuamente. Con el tiempo ves que es la actuación que nos ha dado más popularidad a nivel visual, comunicativo, popular, por todas las cadenas que lo están retransmitiendo en directo.

¿Así que no tuvisteis tiempo ni para disfrutarlo porque teníais el autobús esperando en la puerta del Estadi?
Sí y, además, me gustaría explicar una cosa. Salimos muy tarde, porque acabó la ceremonia, nos cambiamos, salimos con el tráfico que había en la puerta del Estadi y paramos en un área de servicio a cenar un sandwich. Al día siguiente teníamos una rueda de prensa con el Ayuntamiento de Gijón y llegamos tarde porque el autobús no tiraba más. Se ve que aquello molestó muchísimo. Ya lo dijimos en su momento, pero que la gente de Gijón no se crea que fue por otra cosa. Físicamente no se podía llegar.

¿Elegisteis vosotros el vestuario o lo decidió la organización?
Nosotros siempre elegimos nuestro vestuario. En el año 90 lo que abundaba eran los grupos de pop, con tres o cuatro componentes, una chica cantando y chicos tocando. De repente salen 10 tíos en la Barcelona preolímpica, donde se creía que lo bueno tenía que ser muy moderno. Nosotros pensamos que porque Barcelona fuera olímpica y muy moderna no íbamos a renunciar a la identidad de barrio. La ropa esta y el nombre de Los Manolos representa a un personaje de barrio que trabaja y el fin de semana se maquea, para ir elegante, porque la rumba es muy elegante.

Los Manolos / David Ruano
Los Manolos / David Ruano

¿Qué pensasteis al ver a todos esos deportistas subirse al escenario?
Al principio fue un poco 'tierra trágame', porque estaba todo muy preparado, habíamos hecho cuatro ensayos, en el suelo estaba marcado donde teníamos que movernos. A nivel televisivo estaba todo muy preparado. Cuando salimos al escenario y vemos a todos los atletas, el que reaccionó primero fue Peret, que nos dijo que nos subiéramos todos para arriba, porque el escenario era de madera. Hay una foto en la que se nos ve a todos puestos en fila en una de las gradas de cemento porque, como nos dijo Peret, si se caía el escenario nosotros estábamos a salvo. Cuando estaba pasando, el playback, porque todo estaba grabado, seguía sonando. Todo el trabajo de preparación se fue al garete. Después, con el tiempo, lo ves con cariño y queda muy rumbero, todos cantando y bailando. Esa parte de la rauxa quedó muy bien.

¿La gente piensa que tocasteis 'Amigos para siempre' en la ceremonia de clausura, pero no es cierto, no?
Fue en los Paralímpicos. El 95% de la gente lo pensaba. Gente que nos para por la calle o incluso amigos nos dicen: “Me emocioné mucho cuando tocasteis amigos para siempre”. Pues mira, estoy seguro que te emocionaste, pero no fue con 'Amigos para siempre'. Sí que la tocamos en la ceremonia de los Paralímpicos, en la que tocamos en directo Y en los Special Games, que fueron más tarde. Pero en aquel momento no se tocó, porque, justamente, la habían cantado José Carreras y Sarah Brightman. Y entre que la cantaron y hasta que finalizaron las Olimpiadas, nosotros grabamos la canción en estudio, pero ya con todo en marcha. La ceremonia de Clausura ya estaba cerrada antes de que acabáramos de grabarla. Vamos a asegurar que no tocamos 'Amigos para siempre'.

"Ha sido vernos después de 20 años y parece que sólo hubiera pasado una semana"

¿Qué tal va la Gira?
Muy bien. Estamos muy contentos. Ahora somos ochos de los antiguos Manolos, tenemos cinco músicos más en el escenario, una sección de vientos, percusión... fenomenal. La gente nos está recibiendo a las mil maravillas en todas partes. Entre nosotros ha sido vernos después de 20 años y parece que sólo hubiera pasado una semana. Mucho buen royo, la relación, el cariño, fenomenal. Creo que la gente lo nota. Nos vienen a ver con muchas ganas.

¿Qué esperáis del concierto del 25 en Plaza Catalunya?
Va a ser un acto muy emotivo. Me imagino que la gente que participó de una forma u de otra en los JJOO, básicamente los voluntarios, que pocas veces se habla de ello, porque fueron un colectivo que ayudó de una manera altruista. Me imagino que van a venir un montón de voluntarios y es nuestra idea dedicarles el concierto. Esperamos un acto emotivo, en el que no haya ninguna barrera entre el escenario y el público. Recordar los momentos importantes de nuestra vida, del país. Pasarlo bien en un acto de comunión entre todos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.