El Louvre está en crisis. Este lunes 27 de mayo el museo se ha visto obligado a cerrar las puertas debido a la falta de personal. Los trabajadores de una de las pinacotecas más famosas del mundo se han plantado ante el aumento, cada vez mayor, de visitantes y la falta de efectivos para atenderlos. 

EL "DERECHO DE RETIRADA"

El código laboral francés contempla el "derecho de retirada". Esto significa que cualquier empleado tiene derecho a ausentarse de su puesto de trabajo si considera que no existen las medidas de seguridad suficientes para ejercer sus tareas. Además, lo puede hacer sin informar previamente al empleador.

En este caso, lo que ha pasado en el Louvre es que los empleados se han plantado sin previo aviso porque, según destaca el sindicato Sud Culture Solidaires, se ha llegado a una situación de "degradación sin precedentes" de las condiciones de la visita. 

Los trabajadores, además, reivindican que en estos últimos años "los efectivos no han hecho más que disminuir", sobre todo teniendo en cuenta que el número de visitantes ha aumentado en más de un 20% desde el año 2009. Sin ir más lejos, el año pasado el museo parisino cerró con récord de visitantes: superó los 10 millones. 

LA RESPUESTA DEL LOUVRE

Ante el parón imprevisto de algunos de sus trabajadores, el museo del Louvre se ha visto obligado a colgar un tuit este lunes 27 de mayo en el que ha informado sobre el cierre excepcional de las instalaciones del museo. En el mensaje explica que ha sido debido al derecho de desistimiento al que se han acogido una parte de los agentes de recepción y vigilancia

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.