¿Qué pasaría si en el mundo ya no existiera la especie humana? Es lo que intenta descifrar el Espacio Artístico 104, un antiguo mercado del distrito XIX de París, que sirve como escenario para este universo paralelo. 

Diversos artistas visuales y sonoros han querido recrear cómo sería esta realidad a través de "una exhibición de arte contemporáneo digital abandonada desde el año 2019, tras la desaparición del hombre, en la que las obras han seguido funcionando de manera independiente, sin sus creadores ni su público", explicó a su comisario, Gilles Alvarez.

EXTINCIÓN Y SUSTITUCIÓN POR LA TECNOLOGÍA ARTIFICIAL

Este imaginario tiene lugar en una época en la que el ser humano se interroga por su extinción y la sustitución por los robots y la inteligencia artificial. La exposición plantea un planeta en el que las otras especies (la vegetal y la robótica) han encontrado otras formas de cohabitar. Con creaciones inmersivas que combinan los sonidos, las imágenes y las instalaciones interactivas, el conjunto de artistas habla sobre un futuro en el que ya no estamos. 

Una de las obras que más impresiona al público es la del músico Alexander Schubert: una simulación de una discoteca con un sonido fuerte en bajos y unas luces excesivamente penetrantes que impide a los visitantes percibir el tamaño de la sala que no tiene fin. Esta pretende abordar el control que tiene la tecnología sobre nosotros y hasta que punto llegamos a aceptar la sumisión. 

UNA VISIÓN AL FUTURO

La exposición, abierta hasta el 9 de febrero, se enmarca en la Bienal de artes digitales Némo, que presenta un arte en constante mutación, además de un diálogo entre las nuevas tecnologías, la ciencia y los desafíos sociales. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.