El Museo Picasso de Barcelona será este año el invitado de honor de la vigésimo tercera edición de la Feria europea de arte contemporáneo St-Art, que se celebrará entre el 16 y el 18 de noviembre en el parque de exposiciones de Estrasburgo.

Tras la Casa Europea de la Fotografía de París y las fundaciones Venet y Maeght, la invitación al museo barcelonés ha supuesto para St-Art un "esfuerzo técnico y económico sin precedentes", en palabras de la directora artística de la feria, Patricia Houg.

"Por primera vez, construimos un museo dentro de la feria, por lo que hemos tenido que hacer un informe especial sobre accesos, seguridad, temperatura, humedad, iluminación y cuadro eléctrico. Acoger las obras del Museo Picasso ha sido un reto técnico, que hemos conseguido", ha dicho.

CUATRO SALAS DE HONOR

La feria, que registró en 2017 más de 20.000 visitantes, dedicará por primera vez cuatro salas al invitado de honor. En la primera se expondrá un óleo de la serie "Las meninas" (1957) y la acuarela "El padre del artista" (1896), así como varios dibujos.

La segunda acogerá nueve grabados, la tercera reunirá cerámicas y fotografías del pintor malagueño, y la última estará dedicada a la presentación del museo barcelonés.