“El Macba se puede ampliar en la Capilla de la Misericòrdia sin que eso vaya en detrimento de la salud del Raval”. Así de contundente se ha mostrado este viernes –en rueda de prensa– el portavoz de la plataforma +Macba +Cultura, Joan Antón Maragall. Y argumentos no le faltan. Tras conocerse la noticia de que el gobierno de Ada Colau se había retractado en su decisión sobre la ampliación del Macba, el equipamiento tomó medidas para defender el Plan Estratégico del MACBA 2020-2022 aprobado el pasado 2 de octubre de 2017 con un presupuesto de 5,5 millones de euros.

Para ello, han encargado estudios que finalmente demuestran la posibilidad de ampliar el CAP Raval Nord en el lugar donde se ubica a día de hoy sin necesidad de trasladarlo a la Capilla de la Misericòrdia. De hecho, tal como adelantó Metrópoli Abierta, su propuesta agilizaría la reforma del CAP que se encuentra en condiciones deplorables: de hecho, las obras de renovación finalizarían 16 meses antes que las que propone la regidora del distrito, Gala Pin.

COEXISTENCIA DE AMBOS EQUIPAMIENTOS EN EL RAVAL

Durante esta semana tanto la mencionada plataforma como la Fundación Macba han trabajado duro para defender la coexistencia de ambos equipamientos sin que nadie salga perjudicado. Es por eso que en virtud de la Ley de Transparencia han acudido a la Generalitat que ha puesto fin al argumento de la subestaciones que proponía el Ayuntamiento de Barcelona.

Según han destacado, en Barcelona hay 15 subestaciones de las mismas características que la del campo de baloncesto de la plaza Terenci Moix. Entre las conclusiones extraídas destaca una por encima del resto: la más obvia y determinante. “No tiene efectos sobre las actividades que tienen lugar en la plaza”. Además, "el valor de emisión electromagnética es prácticamente igual que el que se produce en un entorno doméstico".

LA CAPILLA NO ENCAJA CON LAS NECESIDADES DE UN CAP

El arquitecto Jordi Ros, del Colegio de Ingenieros Industriales de Catalunya, ha sostenido que se debe entender que "no son los edificios los que deben acomodarse a cualquier proyecto, sino que son los proyectos los que deben adecuarse a cada edificio". En este sentido, ha destacado que las características tipológicas y arquitectónicas de la capilla "no encajan con las necesidades de un CAP". Además, en términos de movilidad, ha puntualizado que “tanto para las ambulancias como para los particulares sería mucho más complejo acceder al CAP Raval si se emplazara en la Capilla de la Misericòrdia”.

Un momento durante la rueda de prensa de +Macba +Cultura y la Fundación / P.B.
Un momento durante la rueda de prensa de +Macba +Cultura y la Fundación / P. B.

Por otro lado, la presidenta de la Fundación Macba, Ainhoa Grandes, se ha reunido este viernes por la mañana con una delegada del consistorio. “Han presentado las propuestas sin informes técnicos, sin estimación temporal ni económica”, ha lamentado en la rueda de prensa posterior. Aunque se ha comprometido a estudiar las alternativas presentadas por el equipamiento cultural.

LAS ELECCIONES, A LA VUELTA DE LA ESQUINA

De hecho, el consistorio propuso cuatro alternativas para la ampliación del Macba en otros espacios y él mismo desechó tres de las propuestas. “Es una improvisación absoluta y necesitamos un compromiso”, ha rogado con vehemencia Grandes. “Nos parece un brindis al sol. En el contexto de las elecciones puede ser que se tomen decisiones erróneas”, ha recordado sobre la situación política. 

Para ellos, habría que esperar a que pasen las elecciones para hacerlo bien. “Hay que ser más serios”, ha zanjado con voluntad de desbloquear la “triste” situación. Por su parte, Maragal ha recordado que “si el día 21 de febrero, en el marco del pleno, se decide que la Capilla de la Misericòrdia no sea para el Macba, el museo no se ampliará”.