Varios coinciden: “Al Primavera Sound hay que venir con la mente abierta”. Abierta, y bien abierta. Este miércoles el festival de referencia ha ofrecido una pequeña cata musical gratuita para todos los públicos. Un aperitivo musical antes del gran atracón que empezará este jueves y se alargará hasta el domingo. El Primavera Sound deja claro que en esta edición –más que en ninguna otra– hay para todos los paladares. Sin ir más lejos, este miércoles han pisado el escenario artistas tan dispares como Javiera Mena, Holy Bouncer, Starcrawler, Wolf Parade, Maria Arnal i Marcel Bagés y Belle and Sebastian.

Aunque la tapa más rompedora de esta degustación musical ha sido la actuación de Yung Beef. Para quienes no lo conozcan, se trata de un polémico performancer andaluz de 28 años, autor de una canción de trap –subgénero del hip-hop– que reza así: "¿Quién se ha follado a tu bitch? Yung Beef”. Con este tono, descarado, directo y urbano, se ha presentado ante el público en el Hidden Stage. Llevaba un extravagante moño que le ocupaba solo media cabeza, y los pantalones vaqueros –rotos– por debajo de los calzoncillos. Junto con otro cantante, se ha subido sobre una jaula –con humo– en la que –antes del show y durante media hora– una joven ha bailado, creando expectación entre los presentes.

La estética de Yung Beef es un referente para muchos jóvenes | HUGO FERNÁNDEZ
La estética de Yung Beef es un referente para muchos jóvenes | HUGO FERNÁNDEZ

Algunos tenían claro a lo que iban. Sobre todo los más jóvenes. “Vengo hoy al festival solo para ver a Yung Beef y sacarme una foto con él”, cuenta un fan del público a Metrópoli Abierta. También las chicas se sacaban fotos y vídeos coreando los estribillos de Yung Beef y haciendo la peineta frente a la cámara. Los fans más fans se sabían todas las canciones. “Veo a mucha gente guapa y a mucha gente fea aquí”, ha soltado de golpe el cantante que se quejaba de que los miembros de seguridad no permitieran la entrada a los asistentes que se apelotonaban en el acceso enloquecidos con su ídolo.

En un momento determinado se ha quitado la camiseta. Y se ha descubierto el pastel: no estaba cantando, estaba haciendo playback y ni siquiera se molestaba en simular que estaba cantando. Él lo tiene claro: no quiere demostrar nada con su voz, lo quiere demostrar con su figura. Los fans lo respetan. “Hay mucho blanco aquí, hermano, loco”, esputa Yung Beef. Los que no lo conocían de antemano se miran entre ellos. "¿Qué es esto?", se preguntan algunos perplejos.

El cantante Yung Beef subido sobre la jaula en el Primavera Sound | HUGO FERNÁNDEZ
El cantante Yung Beef subido sobre la jaula en el Primavera Sound | HUGO FERNÁNDEZ

“No quiero que mi música dependa de hijos de puta con traje", ha confesado el cantante refiriéndose a las multinacionales en una rueda de prensa este miércoles antes de la apertura del festival. Ahí también estaban C.Tangana y Bad Gyal, otros ídolos de la música urbana que actuarán este jueves junto a platos fuertes del festival como es el caso de Björk, Nick Cave y The War On Drugs.

"Yo ya tenía dinero antes con la droga, pero ahora estoy más tranquilo y tengo menos estrés, prefiero vivir de la música. Trabajo mi propia mierda y gano mi dinero, soy mi jefe", ha resaltado el cantante, que ahora también es modelo.

Lo que está claro es que el Primavera Sound se está adaptando a los tiempos presentes –incluyendo con su programación al público más joven– y a nuevas tendencias. Sean del género que sean. Para bien o para mal. Gusten más o gusten menos. “Hay que venir con la mente abierta”, coinciden los melómanos. Y así lo haremos, así seguiremos.