Invocar, provocar, evocar. Con este lema llega la primera exposición del Cirque du Soleil al Disseny Hub Barcelona. El director creativo de la compañía, Neilson Vignola, ha presentado este martes Totem, behind the scenes, un viaje por la historia del Cirque du Soleil. Esta exposición incluye el vestuario de algunos espectáculos, máscaras, vídeo con el montaje de escenarios, así como los ensayos en Montreal, donde se encuentra la sede, y algunos secretos de la última producción que llegará en marzo a Barcelona: TOTEM.

Se trata de un espectáculo escrito y dirigido por Robert Lepage que habla sobre los orígenes de la humanidad con un elenco compuesto por 46 artistas, actores, músicos y cantantes. El espectador es teletransportado al pasado a través de imposibles acrobacias y un juego magistral de luces y proyecciones visualmente impactantes. Más de 4,8 millones de personas han visto TOTEM desde su estrena mundial en Montreal el año 2010. “Queremos sorprender al público haciendo cosas que parezcan imposibles”, ha especificado Neilson Vignola en rueda de prensa.

La esperada pieza número 28 del Cirque du Soleil se podrá ver en el Distrito Cultural de l'Hospitalet de Llobregat a partir del próximo 23 de marzo en la emblemática carpa blanca que no visitaba Barcelona desde 2012.

Neilson Vignola mostrando una foto del elenco de 'TOTEM' junto al cartel / P.B.
Neilson Vignola mostrando una foto del elenco de 'TOTEM' junto al cartel / P.B.

“Me gustaría que los espectáculos llegaran antes a Barcelona porque las reacciones aquí siempre son positivas”, ha lamentado Vignola. El director creativo ha develado algunos detalles de dentro de la compañía. Como, por ejemplo, que en la sede central tienen moldes de las cabezas de cada uno de los artistas por si necesitan que les diseñen una pieza de urgencia mientras están de gira.

La sede central, de hecho, es como un pequeño pueblo con todos sus servicios correspondientes. En la inédita exposición aparecen algunas de estas cabezas, así como trajes de producciones como Saltimbanco o Alegría e imágenes y vídeos de trabajadores contando su experiencia.

Vestuario de 'TOTEM' en la exposición que acoge Disseny Hub Barcelona / P.B.
Vestuario de 'TOTEM' en la exposición que acoge Disseny Hub Barcelona / P.B.

“TOTEM es el animal que hay en ti”, explica en el vídeo Robert Le Page, director y dramaturgo. La producción enseña de todo lo que es capaz el hombre hasta acabar realizando el sueño de todo ser humano: volar. “Cada espectáculo es un reto para nosotros. Por eso innovamos, para seguir sorprendiendo”, cuenta Vignola. En este este sentido, la tecnología se ha convertido para ellos en una gran aliada: “nos ayuda a prevenir accidentes, aunque inevitablemente a veces suceden algunos”.

LOS ORÍGENES DE CIRQUE DU SOLEIL

Años ochenta. Baie-Saint-Paul, pequeña localidad cerca de la ciudad de Quebec. Un grupo de acróbatas salen a las calles haciendo malabares, escupiendo fuego subidos en unos zancos y tocando música. Este evento marcó el inicio de la popular compañía circense. En 1984, en Cirque du Soleil trabajaban 73 personas y hoy forman parte del equipo casi 4.000 personas, de las cuales 1.300 son artistas. En total hay más de 50 nacionalidades y se hablan 25 idiomas distintos. “Queremos mostrar que no solo somos una compañía que hace espectáculos”, ha dicho Vignola.

Por eso han creado proyectos como el Cirque du Monde, un circo social que colabora con el Ateneu Popular 9 Barris. También han impulsado iniciativas para reducir el impacto medioambiental y contribuir a la lucha contra el cambio climático a través de cuatro pilares: la gestión del agua, el efecto invernadero, la gestión integral de residuos peligrosos y la sensibilización de los empleados.

Actualmente, Cirque du Soleil está trabajando en un nuevo proyecto en China que verá la luz en febrero de 2019 con un nuevo teatro donde cabrán unas 1.400 personas divididas en dos gradas que se moverán sobre sí mismas para ir siguiendo el show. De este modo, cada grada verá el espectáculo de forma diferente.

La exposición Totem, behind the scenes, después de haber pasado por Madrid y Sevilla, se puede visitar en Barcelona de forma gratuita hasta el 4 de febrero y luego viajará a Málaga y Alicante.