La oferta cultural de Barcelona ha perdido un emblemático teatro y está cerca de quedarse sin un histórico cine. El Teatre Principal de la Rambla cesó la actividad hace un par de meses y ahora ha bajado la persiana y retirado los carteles definitivamente.

Tras seis años de inactividad, el Teatre Principal, propiedad del Grupo Balañá, reabrió sus puertas en 2013, tras una remodelación interior para acondicionar la sala principal para realizar cenas con espectáculo en directo y abrir como discoteca por las noches, pese a no disponer de licencia.

Aunque carecía de la autorización necesaria, la sala pudo desempeñar dicha actividad sin que el Ayuntamiento, dirigido por Xavier Trias, pusiera ninguna objeción hasta que los promotores de la sala fueron detenidos por su implicación en una trama de blanqueo de dinero de prostíbulos.

Posteriormente, a finales de 2015, se prohibió definitivamente la actividad en la sala principal. Desde entonces sólo estaba abierta la sala pequeña, con un aforo para unas 300 personas, bautizada como la Sala Latino.

El Teatre Principal es el decano de Barcelona, pues tiene más de 4 siglos de historia. Abierto por primera vez en 1602, ahora vuelve a cerrar las puertas.

En entredicho el futuro del Cine Comedia

Otro emblemático espacio cultural de Barcelona, el Cine Comedia, también está en riesgo de desaparecer. Según informa La Vanguardia, la empresa que gestiona la salas de cine lleva 10 meses sin pagar el alquiler y los propietarios del edificio lo han denunciado.

Las negociaciones para solucionar el impago no han fructificado y las familias propietarias han denunciado. Se da la casualidad que en 2015 se presentó un proyecto para adaptar el Cine Comedia a todo tipo de actividades culturales, pero no se ha vuelto a saber de este proyecto.

La catalogación del edificio como equipamiento cultural obliga a que la actividad que se organice en el inmueble siga estando relacionada con el cine o el teatro.

Con este objetivo, han iniciado gestiones con la consultora Aguirre Newman para llevar a cabo las prospecciones de mercado necesarias para buscar un operador que mantenga esta actividad cultural del edificio, ubicado en el cruce entre paseo de Gràcia y la Gran Via.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.