Barcelona es –y ha sido– la musa de cientos de escritores nacionales e internacionales. Desde Miguel de Cervantes hasta Roberto Bolaño. Las huellas de todos ellos han quedado registradas en la ciudad y ahora se desvelan en el nuevo mapa literario que marca casi 300 puntos de interés. Se puede adquirir –de forma gratuita– en alguna de las 40 bibliotecas públicas de Barcelona y en versión online con opción a interactuar viajando a través de las letras... Y Google Maps. Un simbiosis extraña, pero resultona.

Don Quijote y Sancho Panza entraron por el Portal del Mar y visitaron la imprenta en la calle del Call. Este mapa literario ubica el punto exacto en el que vivió Cervantes, en el número 2 del paseo de Colom, o emplazamientos de la archiconocida obra del Manco de Lepanto como, por ejemplo, el Pla de Palau o la playa de la Barceloneta, donde el ingenioso hidalgo se batió con el Caballero de la Blanca Luna.

ORWELL Y VÁZQUEZ MONTALBÁN, DOS PUNTOS EN EL MAPA

Barcelona, Ciudad de la Literatura según la Unesco, ha ido siguiendo el rastro de los escritores que han pasado por ella y ha otorgado nombres de plazas a algunos de la talla de George Orwell, padre de 1984, o Manuel Vázquez Montalbán, que confeccionó el mítico personaje de ficción Pepe Carvalho. La ciudad también ha instalado una placa para no olvidar jamás a Roberto Bolaño. En 1977, el escritor chileno llegó a Barcelona con 24 años y nada de dinero. En el número 45 de la calle Tallers del Raval, entre el caos y la mierda, se inspiró para gestar obras de culto como Los detectives salvajes.

El escritor chileno Roberto Bolaño vivió en Barcelona
El escritor chileno Roberto Bolaño vivió en Barcelona

Por otro lado, un poco antes, en 1967 llegó el recién homenajeado Gabriel García Márquez (Gabo) y se instaló en Sarrià, barrio que compartió con Mario Vargas Llosa, antes de que le metiera un puñetazo. Ahí una ruta recuerda ahora sus pasos y resalta curiosidades –para mitómanos– como que Gabo aparcaba su BMW en el restaurante Sandor, donde también se solía tomar la última Jaime Gil de Biedma.

CURIOSIDADES LITERARIAS EN BARCELONA

Otros detalles dignos de señalar en el mapa son el Hotel Majestic, que alojó a poetas como Federico García Lorca y a Antonio Machado. Pero también durmió entre sus lujosas paredes el corresponsal de guerra estadounidense Ernest Hemingway. Mientras que en el Hotel Cuatro Naciones echaron cabezaditas personalidades como Stendhal o George Sand. Siguiendo la línea internacional, incluso Gustave Flaubert situó a su bibliófilo asesino en Barcelona, más concretamente en la plaza Reial.

Barcelona ha sido escenario de novelas. Y así se puede comprobar en la cartografía donde seguir itinerarios de una veintena de tramas ambientadas en la ciudad. Véase La ciudad de los prodigios, de Eduardo Mendoza, el inicio del Quadern Gris de Josep Pla en la Universidad de Barcelona, Nada, de Carmen Laforet, unas calles más allá, Últimas tardes con Teresa, de Juan Marsé, o Historia abreviada de la literatura portátil, de Enrique Vila-Matas.

RUTAS DIGNAS DE LIBRO

Para los más fans de la literatura hay incluso rutas específicas. Una de ellas recorre Sant Gervasi de la mano de Mercè Rodoreda y Joan Maragall, pasando por casas y lugares de referencia para José Agustín Goyisolo, Felícia Fuster y Josep Pla. Asimismo, recuerda la cara más poética de Gràcia, con trazos de Narcís Oller y Salvador Espriu, entre otros.

Y no solo dejaron huella en vida. El mapa –igual que otras ciudades europeas– incluye una visita a las tumbas de escritores, entre Àngel Guimerà, Ana María Matute o Montserrat Roig en Montjuïc, y Pitarra o José Luis de Vilallonga en Poblenou. La influencia y presencia de todos ellos sigue intacta.