Enmarcado dentro del programa de actos que rodea a la festividad de Sant Jordi, el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona acoge durante todo el fin de semana el evento más importante de literatura infantil y juvenil de la ciudad. En su 15º edición, Món Llibre pretende afianzar y realzar la importancia de la lectura a los más pequeños.

La edición de este 2019 es la más grande de todas las que se han celebrado, con una superficie total de 13.000 metros. Más de 50 editoriales se encargarán de dar soporte por medio de cuentacuentos y representaciones literarias. Además de la presencia de diferentes artistas e ilustradores que se encargarán de conformar una propuesta lúdica a la par que formativa. 

DOS BIBLIOTECAS PARA TODAS LAS EDADES

Entre las múltiples novedades que se presentan este año, destaca la presencia de dos grandes bibliotecas, diferenciadas por edades, que pretenden recrear algunos de los mejores momentos interiorizar el hábito de la literatura. Por un lado, la biblioteca de los más pequeños, de 0 a 4 años, escenificará un ambiente repleto de almohadas y cojines, evocando a los momentos previos de ir a dormir. Por otro, para los niños de 4 a 12 años, se ha recreado un ambiente en el que reinará la tranquilidad, inspirándose en Las mil y una noches, con el objetivo de establecer una relación entre el descanso y el placer de leer.

Además, la organización también ha apostado por la inclusión de las nuevas tecnologías al ámbito de la literatura. El espectador podrá asistir a la representación de Pinochhio y de Alicia y las ciudades invisibles a través de un espectáculo de efectos visuales y sonoros. 

UN ESPACIO LLENO DE ESPECTÁCULOS

La organización, en su intento por acercar algunas de las obras más clásicas a los más pequeños, también cuenta con representaciones artísticas por medio de títeres y actos teatrales. Los más pequeños podrán asistir a las obras de algunos de los libros más clásicos. Como Bobines et Flacons, el Secret de la Nanna, de la Compañía de Teatro Anna Roca. O Tengo un papel, un espectáculo protagonizado por Marc Parrot y Eva Armisén.