Pasan de largo. Cientos de pasajeros del Metro de Barcelona ven la paradita con libros de segunda mano en el rellano, pero pasan de largo. Otros se quedan, ojean, y algunos compran. “Aquí se venden una media de 150 al día”, explica a Metrópoli Abierta Gabriela Rojas, una sonriente voluntaria que echa una mano por las tardes en la parada de Hospital Clínic (L5). “Los que más triunfan son los de autoayuda, pero poco a poco va cogiendo fuerza la ciencia ficción”, dice entre risitas, con una voz esperanzadora.

La iniciativa forma parte de la asociación Llibre Solidari, que ha ido creciendo –año tras año– como una hormiguita: sin hacer ruido. En 2011 empezaron recogiendo libros de segunda mano y los vendían luego en los mercadillos amontonados en carritos de la compa. Un año más tarde, abrieron su primera tienda física en la calle Francesc Tàrrega, 9. El proyecto que inició Joan Bagur Florit tras superar un cáncer está capitaneado ahora por su hija Berta que ha logrado su expansión.

¿UNA PARADITA EN EL METRO?

A día de hoy cuentan con tres tiendas en Barcelona, una Sabadell y otra en Esparraguera. Además, están presentes en los mercados municipales de Sagrada Familia y la Barceloneta. Y, para más inri, son los únicos que disponen de permiso para montar el chiringuito en el vestíbulo del Metro y cuentan con las complicidades de bares para guardar los libros. Probablemente te suene. Están en las paradas de Sagrera, Diagonal, Universitat, Catalunya, Hospital Clínic, Verdaguer y Sagrada Familia.

Paradita del Llibre Solidari en el Metro de Hospital Clínic / PAULA BALDRICH
Paradita del Llibre Solidari en el Metro de Hospital Clínic / PAULA BALDRICH

Pero, pese al éxito, su filosofía se mantiene intacta. Su vocación de ayudar no ha menguado ni un ápice y su leitmotiv sigue siendo el mismo: ayudar a personas que se encuentran en una situación vulnerable y de precariedad aportando comida y contribuyendo al alquiler. “Ya sean personas adultas en el paro, como ancianos que viven solos o jóvenes que no pueden seguir con sus estudios y sufren un estado emocional delicado”, detalla Rojas.

LIBROS CON HISTORIA Y UNA LARGA TRAYECTORIA

Ya se sabe: los libros, como los gatos, tienen varias vidas. Y así lo demuestra esta iniciativa vendiendo ejemplares que han pasado por varios ojos durante años. De segunda, tercera o cuarta mano... cualquier libro en buen estado es bienvenido. Entonces, dependiendo del título, edición o tamaño ponen un precio u otro. Parten desde un euro... hasta los cuatro euros o un poquito más si de trata de una joya única e inédita, que puede pasar.

Este Sant Jordi, como cualquier otro día del año, sacarán todo tipo de ejemplares para satisfacer a los bolsillos más solidarios con aportaciones simbólicas con paraditas durante la jornada. Desde el bestseller Un tipo encantador, de Marian Keyes, a clásicos como El lobo estepario, de Hermann Hesse. Desde libros de cocina a idiomas, género infantil, arte y, sí, también de autoayuda. Ahora llega la parte más cautivadora: toca rebuscar. Con ganas y a lo loco.