ARCHIVADO EN:

El 26 de marzo de 1936 un crimen sacudió la ciudad de Barcelona. Seis cuchilladas llenaban de sangre el cuerpo de Benvingut Funes. Tendido en el suelo, con los brazos en cruz y las piernas apoyadas en el váter,  su desgastado traje conservaba la elegancia perseguida en vida a pesar de las dificultades económicas. Comunista y tertuliano activo en los cafés de la plaza Reial, el asesinato, cometido en los convulsos meses políticos previos a la Guerra Civil, levantó un halo de misterio pendiente de esclarecer a día de hoy. Sin pruebas, la policía cerraba el caso 15 días después sin encontrar al autor.

Funes vivía con su mujer, Ramona, en el número 45 de la calle de Portal Nou, en el casco antiguo de la ciudad. Ochenta y cuatro años después, al pie del estrecho edificio, Cristina Belenguer relata los detalles de un crimen a un apasionado grupo de visitantes. El público es local, barcelonés, seducido por el "morbo" y la "proximidad" que despierta siempre la oscuridad de las muertes violentas. Las 143 personas que desde finales de junio han buceado por la historia criminal de la Barcelona del siglo XX con la ruta turística Crímenes La Ruta (Oh My Guide) siguen demostrando el interés por la cara más oscura del ser humano.

EL LIBRO DE BALADA

"En la época romana la gente acudía al circo a ver como las bestias devoraban a otras personas. Hay un lado negro en el ser humano canalizado, quizás, a través del espectáculo que supone ver a alguien sufrir. Pero el morbo siempre ha existido", explica la guía profesional. Durante dos horas y media, Belenguer recorre los escenarios de los asesinatos más destacados del siglo pasado. El Mercado del Born es el inicio de un viaje por nueve historias oscuras que sobrecogieron a los vecinos del Raval, el Gòtic y el Born.

Cristina Belenguer durante una de sus rutas sobre la historia criminal de Barcelona / CEDIDA
Cristina Belenguer relata el crimen de Benvingut Funes en una de sus rutas / CEDIDA

La ruta es un "homenaje" al libro Barcelona en negre. Crims i criminals (1890-1956) escrito por Mercè Balada. Durante el paseo, Belenguer enriquece el relato con fotografías y lecturas de crónicas periodísticas del momento, muy prolíficas en los detalles. "El cadáver presenta seis heridas incisas, dos en la tetilla derecha, una en el centro del pecho, otra en la tetilla izquierda, otra bastante profunda en la cabeza y otra en la yugular, todas ellas causadas, al parecer, por una herramienta de punta aguda y afilada", narraba La Vanguardia el día siguiente del crimen.

HISTORIA DE BARCELONA

Especializada en rutas temáticas, esta incansable buscadora de historias decidió reinventarse durante el confinamiento con una nueva ruta para "enganchar" a su público con crímenes ocurridos en Ciutat Vella. No es la primera ruta turística que relata el crimen local de la ciudad condal. Belenguer destaca que su actividad profundiza en cada caso gracias a las pruebas que aportan las investigaciones de Balada.

La clave de sus rutas, cuenta esta barcelonesa, es la combinación de los detalles de los sucesos y el contexto de la época. La mayoría de los relatos de esta crónica negra se ubican en la primera mitad del siglo pasado. Entre casa y casa, muchos clientes descubren por primera vez la historia de Barcelona con la descripción histórica de edificios y lugares emblemáticos.

Un grupo de curiosos se agolpa en una vivienda durante los días de la Vampira del Raval /  Albertí, Editor S
Un grupo de curiosos se agolpa en una vivienda durante los días de la Vampira del Raval /  Albertí, Editor S

En la calle de Vermell, la guía explica el brutal asesinato de una mujer a manos de su hijo en 1934. La conocida como Vampira del Raval, acusada de proxeneta, secuestradora y asesina en serie también tiene un hueco en esta ruta visitada principalmente por vecinos de la ciudad y de municipios del área metropolitana. También acuden primerizos que nunca antes habían participado en una visita guiada. Siguiendo las recomendaciones sanitarias, Belenguer conduce grupos de nueve personas como máximo. Define al cliente barcelonés como "reservado y exigente", pero muy agradecido cuando le gusta la visita.

SIN TURISTAS EXTRANJEROS

En una ciudad desierta de turistas extranjeros muchas agencias de visitas guiadas han tirado la toalla y han cerrado. Los pocos guías activos en la actualidad realizan sus visitas dirigidas a un público local. La ruta negra de Oh My Guide se realiza en catalán y castellano los viernes y los sábados. Muchas reservas se cancelaron en julio por los rebrotes. El calendario de otoño es más prometedor, explica esta periodista y actriz, que descubrió el sector de las rutas turísticas en 2009. 

Belenguer al frente de un grupo de clientes en el Mercado del Born
Belenguer al frente de un grupo de clientes en el Mercado del Born / CEDIDA

¿Ha evolucionado el crimen? "Ahora son más sofisticados. La gente ve mucho cine, lee, los crímenes son más públicos. También la forma de investigarlos es más sofisticada", observa esta emprendedora. Sus guías temáticas han llamado la atención de decenas de celebridades como Bono, el actor Jordi Mollà y la cantante Beyoncé. Junto a su marido, el rapero Jay Z, y su hija dispusieron del Museo Picasso para ellos solos. La estrella norte americana, recuerda la guía, le planteó el reto de resumirle la obra del malagueño en apenas 20 minutos debido a su apretada agenda. La visita se acabó alargando hasta los 60 minutos. 

Enriqueta Martí (izquierda) conocida popularmente com la 'Vampira del Raval' / Albertí, Editor S
Enriqueta Martí (izquierda) conocida popularmente como la 'Vampira del Raval' / Albertí, Editor S

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.