La gastronomía catalana es una de las más ricas y variadas que se pueden encontrar en España. Especialmente si se tiene en cuenta la gran cantidad de productos típicos que nacen en esta región. Sin embargo, si hay uno que destaca por encima del resto por su sabor y personalidad es, sin duda, la crema catalana. 

Pese al gran número de locales especializados en su elaboración, son varios los que se han situado en el Olimpo de este característico dulce. 

GRANJA DULCINEA

Granja Dulcinea es uno de los iconos de la Ciudad Condal para los más foodies. Su fama es consecuencia del buen trabajo realizado en repostería y chocolates. No en vano, su crema catalana es una de las más famosas que existen en la capital. Su gran secreto se puede encontrar en su textura, algo más crujiente de lo habitual, que le proporciona un toque único. 

Granja Dulcinea está muy próximo a la parada de metro de Liceo, concretamente en carrer Petritxol 2. Es importante tener en cuenta que dada la fuerte popularidad del local es habitual tener que esperar a que se libere alguna de las mesas de su interior. Especialmente en horas punta del día. 

ELS QUATRE GATS

En carrer Montsió 3, en pleno centro de Barcelona, tiene lugar uno de los locales más emblemáticos de la gastronomía catalana: Els Quatre Gats. El restaurante es famoso por haber reunido a la mayoría de los intelectuales que han visitado o residido en la ciudad de Barcelona desde su apertura, en 1897. Un buen ejemplo de ello es cuando Pablo Picasso escogió el espacio de este local para inaugurar su primera muestra individual.

Su crema catalana es una de las mejores que se pueden encontrar en Barcelona, además adquiere un aspecto único gracias al ambiente bohemio que rodea a este local. 

LA PASTISSERIA

La Pastissería fue distinguida en el año 2011 con el premio al Campeón del mundo de Pastelería. Y recientemente ha recibido el Primer Premio de Innovación 2019. Dos buenas razones para acudir a este local para satisfacer los paladares más exigentes. 

Está ubicado en carrer Aragón 228 y de entre todos sus postres destaca el sabor de la crema catalana que elaboran sus maestros pasteleros de manera diaria.