ARCHIVADO EN:

La contaminación, bajo mínimos históricos en Barcelona. Las medidas decretadas para la lucha contra el Covid-19 han reducido los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) a unas cifras bajísimas en la capital catalana. 

El domingo se produjo un fenómeno atípico en la ciudad: el viento, el agua de la lluvia y la caída de la movilidad rodada provocó que se registrara el día con menos contaminación en Barcelona desde hace 20 años. El lunes y el martes también se registraron cifras de mínimos, parecidas a las del domingo. 

AIRE LIMPIO EN EL EIXAMPLE

Así se reflejó en las 11 estaciones de la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica de la ciudad. Una de las zonas que presenta una mayor polución, el Eixample, registró una media de 9 µg/m³ durante la jornada del domingo. 

Cabe recordar que el distrito ideado por Ildefons Cerdà presenta habitualmente unos niveles de dióxido de nitrógeno muy superiores a los establecidos por ley y a las recomendaciones fijadas por la OMS y la Unión Europea, fijado en 40.0 µg/m3. Los valores medios de estos días --inferores a 20 µg/m3-- contrastan con los niveles de contaminación habituales en el Eixample, que se sitúan en torno a las 50 y 70 µg/m3.

Vista panorámica de Barcelona con una nube de polución
Vista panorámica de Barcelona con una nube de polución

BARCELONA LIDERA LA CAÍDA

La caída es generalizada en todo el país, pero se nota con especial relevancia en la capital catalana. Mientras que en el resto de ciudades españolas la media se situó en un 63%, la disminución Barcelona fue del 83% durante los primeros días de confinamiento, según un estudio realizado por investigadores del Centro de Tecnologías Físicas la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

El estudio analizó las imágenes de satélite de la misión Sentinel-5P del programa Copernicus de la Agencia Espacial Europea (ESA) de los periodos de antes (10 al 14 de marzo) y después del confinamiento (15 al 20 de marzo). 

CIELO DESPEJADO

En concreto en Barcelona la concentración de NO2 ha pasado de 256 µg/m3 por metro cuadrado a 42, mientras que en Madrid ha bajado de 208 a 56, en València de 114 a 42, en Castelló de 94 a 22 y en Alicante de 79 a 25.

La disminución de la contaminación en la capital catalana es incluso perceptible a nivel paisajístico. Diversos usuarios han compartido imágenes en Twitter donde comparan el cielo de la ciudad entre un día común --con tráfico rodado abierto-- y las vistas actuales, con Barcelona paralizada por las medidas contra el Covid-19.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.