ARCHIVADO EN:

El mercado cambia continuamente, eso es algo que hasta las personas que ni se interesan por él lo saben. En los últimos años, las tendencias de consumo están cambiando drásticamente la forma de actuar de los participantes del mercado, lo que condiciona el comportamiento tanto de las empresas como de los consumidores. Esto no es ni bueno ni malo, es simplemente algo que está sucediendo, que afecta de una manera u otra a cada uno, y que debemos tener en cuenta si nos interesa conocer cómo funciona y cómo actuar en este ámbito.

A continuación, vamos a presentar algunas de las tendencias que están afectando más al consumo actualmente.

AGE AGNOSTIC

‘Age agnostic’ se traduce como ‘Agnóstico de la edad’, es decir, que no cree en la edad por así decirlo. Esta tendencia hace referencia al hecho de que la gente de más edad ahora quiere sentirse más joven, y que las empresas y marcas la traten como si lo fuera. Antes, se podían limitar los productos y las campañas de forma estricta basándose en la edad, ahora las organizaciones encargadas de ello tienen que tener en cuenta que estas fronteras generacionales se han desdibujado mucho, lo que cambia las costumbres, los gustos y las necesidades.

Actualmente, la esperanza y la calidad de vida es mucho mayor, y si a esto le sumamos que las personas que más dinero tienen son las que ya no son jóvenes, es comprensible entender que las marcas se interesen más por estos consumidores.

El diseño de productos y las estrategias de marketing ya no pueden guiarse por los clásicos cánones de edad, deben tener en cuenta esta tendencia y actuar en relación a ella, adaptándose a las modas y los gustos actuales.

LA COMPRA Y VENTA ONLINE

Si algo define al mercado actual es el increíble auge de la compra y venta por internet. En los últimos años, hemos visto cómo todo tipo de transacciones se han empezado a realizar por internet, cambiando por completo las costumbres de la gente.

Ahora, los consumidores quieren las cosas cuanto antes, nada más adquirirlas, de la forma más eficiente posible, y sin tener que moverse de casa. Para ello, las empresas dispones de aplicaciones para smartphone donde ofrecen sus servicios, los cuales suelen ser cada vez más caros, pero aceptados igualmente por los consumidores, que no les importa pagar más si eso les ahorra tiempo y esperas.

La tendencia de la compra online se ha extendido a prácticamente todos los sectores, incluso a los más tradicionales, como son los de los supermercados. En páginas web como Lola Market, en lugar de hacer la compra yendo al merado como se ha hecho siempre, los usuarios adquieren alimentos y otros productos sin moverse de casa, y reciben la compra en su propio domicilio.

Este tipo de servicios son la opción perfecta para aquellas personas que no disponen del tiempo o las ganas para ir al supermercado, hacer la compra en persona, y que prefieren utilizar internet, sin tener que tratar con ninguna persona directamente. Aunque muchos de los usuarios que compran internet son personas jóvenes, lo cierto es que cada vez más personas de mayor edad están empezando a hacer uso de estas páginas web, disfrutando de la gran comodidad y utilidad que las caracterizan.

TODO ES TEMPORAL

En los últimos años, hemos visto cómo, por ejemplo, la mayoría de los ámbitos culturales y de ocio han empezado a funcionar mediante servicios de suscripción online y streaming. Ejemplo de ello, es el auge de los ebooks, la prensa online, los videojuegos en formato digital, la música en streaming, y los servicios de suscripción online para canales de televisión o de cine.

Lo cierto es que ha habido un enorme aumento del número de plataformas que ofrecen contenido de todo tipo de forma temporal, mediante suscripción generalmente. Los consumidores se han acostumbrado a pagar por algo mes a mes, y a dejar de pagarlo cuando ya no lo quieran o no lo necesiten. Se evita un único pago grande, que englobe a todo el producto o el servicio, ahora los pagos son más pequeños y están divididos en periodos de tiempo. Esto permite a los consumidores hacer un uso más esporádico del servicio, y variar entre plataformas y empresas.

Esta estrategia de negocio se ha expandido, adaptándose a todo tipo de sectores. Por ejemplo, el sector de la compra de automóviles se ha visto afectado también por esta tendencia de no adquirir, sino de suscribirse o hacer uso del renting. Ahora, existen páginas web como Autolease.es, donde cualquier persona puede entrar y alquilar un coche que elija, de entre más de 20 marcas distintas. Cada uno de estos modelos está en perfectas condiciones, y la página proporciona toda la información que el usuario pueda necesitar antes de alquilarlo. 

Cualquier persona que participe activamente en el mercado, ya sea como parte del público o como parte de una empresa, debe ser consciente de la existencia de este tipo de tendencias, de cuáles son sus ventajas e inconvenientes, y tenerlas en cuenta a la hora de actuar.  

--

Contenido patrocinado