ARCHIVADO EN:

El empleo en los comercios y establecimientos de la ciudad de Barcelona ya ha superado la crisis. Ha crecido hasta los niveles anteriores a la recesión de la economía, según los datos referidos al cuarto trimestre de 2017 que ha difundido este domingo el Ayuntamiento de la capital catalana.

En el comercio minorista el número de trabajadores contratados ha crecido un 1,6%, llegando a los 80.031 afiliados a la Seguridad Social, mientras que en el total del comercio ha crecido un 2,1% y se sitúa en 126.180 afiliados.

AUTÓNOMOS

Otro dato positivo es que los barceloneses ponen una nota de 8,2 a la oferta comercial de la ciudad, un 0,2 más que en 2016. En conjunto, con los autónomos, el comercio representa el 14,4% del total del empleo de la ciudad con un total de 151.368 personas ocupadas.

Rebajas de invierno en un comercio textil / EFE
Rebajas de invierno en un comercio textil / EFE

La opinión que manifiesta el mismo sector comercial respecto al futuro es positiva: El 38,5% de las personas responsables de los establecimientos entrevistados creen que el volumen del negocio aumentará en los próximos años; el 32,7% piensa que se mantendrá igual; y el 15,8%, que disminuirá.

AUMENTO DE LA FACTURACIÓN

El informe constata a su vez un aumento en la facturación en el comercio barcelonés: con cifras de cierre de 2017, la facturación del comercio minorista creció un 1,5% respeto a 2016 y la del total del comercio, un 2,6%.

En paralelo a la recuperación del comercio de proximidad, también aumenta el uso del comercio electrónico en la ciudad. El 69% de los ciudadanos afirma haber comprado alguna vez por Internet, con lo que los datos de 2017 muestran un notable incremento del 8,7% respecto a diciembre del año anterior.