Primer día de rebajas post-navidad. Portal del Àngel, la calle comercial por excelencia de Barcelona. Ni carreras, ni multitudes, ni colas en los probadores ni en las cajas de pago. Quién no recuerda las recurrentes imágenes de las carreras en las puertas de los grandes almacenes a la caza del primer chollo. Desde que se liberalizó el periodo de rebajas en 2012, la magia se ha perdido.

Las calles comerciales están tan pobladas como cualquier día. Se ven personas con bolsas con productos recién comprados o con los habituales cambios tras la noche de Reyes. Por lo demás, casi nada se diferencia de un día casi normal... a no ser que se fije la mirada en los escaparates de los comercios, en los que lucen los grandes carteles de rebajas, que van del 40 % en adelante. Incluso algunos ya anuncian las 'segundas rebajas'.

Hace pocos años, este era un día especialmente esperado (y deseado) para hacer compras ahorrándose algún dinero. Ahora, las oportunidades casi han desaparecido. La gran mayoría de las grandes cadenas arrastran las rebajas desde antes de las fiestas. Disfrazados como descuentos, oportunidades y ofertas, los objetos a la venta, sobre todo la ropa, ya lucían los dos precios, el original y el de la oferta, hace semanas.

AL MISMO PRECIO

La mayoría de los clientes reconocen que este inicio de la campaña de rebajas ya no es como antes. Lo explica Ana, que pese a ello lleva varias bolsas con las compras que ha hecho. “Bueno, sí, pero también algún cambio. De todas formas, casi todo lo que he comprado está al mismo precio que la semana pasada. Esperaba a ver si las rebajaban más, pero no ha habido suerte”.

Reconoce que es una habitual del primer día de rebajas “aunque ya no es lo que era, sobre todo en la ropa. Antes mirabas lo que te gustaba y esperabas a las rebajas. Ahora da igual, casi todo está al mismo precio”.

La presencia de compradores no ha sido como en otros años / HUGO FERNÁNDEZ
La presencia de compradores no ha sido como en otros años / HUGO FERNÁNDEZ

Opinión similar tiene Mercè, quien tras ojear varios productos no se ha decidido a comprar nada. “Están todos al mismo precio que antes de Reyes, algo que ya esperaba porque muchas tiendas llevan de rebajas desde hace tiempo”. Y recuerda que “jornadas como el Black Friday también han afectado a los comercios”.

Por suerte, encontramos a alguien que sí ha comprado algo rebajado. Se llama Albert y ha tenido suerte. “Quería unos zapatos y he esperado hasta hoy. Y he tenido suerte, los he comprado un 30 % más baratos”, dice con una sonrisa en los labios. Aunque luego añade: “Pero las rebajas ya no son como antes. No hay tanta gente, aunque hay que tener en cuenta que es lunes. Ya veremos qué pasa el fin de semana. Pero es evidente que no parece el primer día de rebajas”.

SEGUNDAS REBAJAS

Los propios comerciantes reconocen que la asistencia de público en interior a otros años y la mayoría lo achacan al hecho de que, en realidad, las rebajas llevan mucho tiempo activas, sobre todo en las grandes cadenas. De hecho, en algunos comercios ya han colocado el cartel de 'segundas rebajas', cuando antes esto se reservaba para los últimos días de la época de rebajas.

De hecho, los pequeños comerciantes quieren que se acabe con la liberalización del periodo de rebajas y se recuperen las fechas cerradas... aunque las ventas por internet tienen una enorme influencia en los negocios. Las grandes marcas defienden el nuevo modelo para no verse superadas por las ventas por internet, los pequeños apuestan por poner orden en el sistema de fechas que les permita sobrevivir.