El Consejo de Gremios, entidad que representa a los gremios de comercio, servicios y turismo de Foment del Treball, está preparado. Este lunes ha afirmado que el top manta "es resultado de la inacción y la permisividad del Ayuntamiento" de Barcelona, a pesar de que se han llevado a cabo "acciones importantes" contra ello.

En este sentido, el presidente del Consejo de Gremios, Miquel Donnay, ha asegurado estar asustado por la imagen internacional que se proyecta de la ciudad. Según él, "es la del top manta" y no la de "un comercio de proximidad y de calidad", lo cual deja "en riesgo" tanto al propio comercio de Barcelona como al turismo.

UN PLAN DE ACCIONES

Tal como ha informado la Junta del Consejo a través de un comunicado, han aprobado la creación de un plan de acciones del sector del comercio de la capital catalana para que los negocios puedan actuar de forma "directa" contra esta actividad. Estas acciones, de las que la entidad no ha dado más detalles, se presentarán en el último trimestre "en caso de que la administración local siga sin actuar de forma manifiesta y clara contra la venta ilegal".

No obstante, el Consejo espera que el Ayuntamiento de Barcelona "pueda actuar antes de que no sea demasiado tarde". Y, para ello, ha pedido reunirse con la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, con el fin de tratar el tema.

"No estamos hablando solo la ocupación de vía pública, estamos hablando de productos sin garantías de calidad ni salubridad, de grupos organizados ilegales que fabrican e importan estos productos", ha criticado Donnay.